¿Padeces Infobesidad?…la obsesión por mirar el correo electrónico

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

exceso de informacionSíntomas para prevenir y no caer en esta enfermedad. Por IMF Business School Imagen  de exceso de información por © Jérôme Rommé – Fotolia.com

“Los tiempos cambian que es una barbaridad”, ya lo decía Don Hilarión en la Verbena de Paloma. Y fruto de esos cambios, tenemos nuevas y modernas obsesiones. El control obsesivo del correo electrónico es una de ellas.

¿Eres de los que leen el correo cada segundo? ¿De los que contestan de inmediato? ¿Te estresas si no recibes respuesta casi instantánea? ¿Eres de los que incluso en la hora de la comida, en el metro, en la cena con su familia, en la cama antes de apagar la luz, sigue mirando los correos en su móvil? Pues mucho cuidado para no quedarte atrapado en las garras de la infobesidad.

Sus signos de padecimiento son fuerte estrés, angustia, ansiedad, frustración ante el exceso de información. Quien padece esta enfermedad se ve metido en un bucle de ansia por leer, abrir correos, categorizarlos, contestar… que acaba desembocando en un caos de estrés y frustración que impide gestionar el correo con normalidad.

Thierry Venin, investigador del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), indicaba que “la urgencia sucede a la urgencia”. Afirmaba Venin: “Tan pronto recibimos un email hay que responderlo; caso contrario, el remitente nos llama para preguntarnos si lo recibimos. Además, cuando tenemos un minuto libre vamos al buzón de correo para ver si hay algo nuevo. Es como una adicción”.

Más del 56% de los usuarios de correo electrónico emplean dos horas al día como mínimo administrando el buzón y cerca del 38% recibe más de 100 emails. A algo parecido se debierond e referir en una famosos spot publicitario de Mercedes en el que nos hablaban de “infoxicación”.

buzoneo publicidad

El crecimiento de la denominada Infobesidad es tal que se han comenzado a impartir cursos y seminarios sobre cómo ser capaces de gestionar el exceso de información, sin ser víctimas del estrés y de la ansiedad que ello supone.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *