Cómo influyen los proveedores en la expansión de las empresas

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

Tener unos buenos proveedores es fundamental para conseguir el éxito en nuestra empresa.

De ellos va a depender nuestra capacidad de reacción ante situaciones extraordinarias y la facilidad con la que las podamos afrontar. Igualmente, a la hora de planificar una expansión nuestra relación con ellos es primordial para conseguir mejores precios y lograr la rentabilidad que estamos buscando. El precio es una de las grandes ventajas con las que podemos contar si tenemos una relación a largo plazo con nuestro proveedor que estará más predispuesto a hacernos alguna rebaja si sabe que no vamos a irnos con otro y que puede contar con nuestros pedidos de manera regular.

proveedores de servicios

De hecho, en grandes empresas proveedoras como Rajapack, hay precios que dependen de la cantidad y de la duración en el tiempo de la colaboración entre ambas empresas. Un pedido cuantioso y regular siempre conseguirá mejores precios que uno eventual. Otra cosa es que ocurran situaciones extraordinarias en las que haya que aumentar los pedidos, algo que siempre será positivo para nuestra relación con la empresa. De hecho, un estudio de Próxima afirma que, de media, el 69,9% del gasto de una empresa tiene relación con los proveedores frente al 12% del gasto en personal.

Aunque a la hora de hablar de proveedores no hay que tener en cuenta únicamente el gasto ya que hay otro aspecto aún más esencial para que nuestro proyecto de expansión tenga futuro y es la calidad del material que les compremos. No hay que buscar al proveedor más económico sino al que ofrezca una mayor relación calidad precio. Con unos productos pésimos, aunque le bajemos mucho el precio, nunca conseguiremos éxito en un proceso de expansión. Introducirse en un nuevo mercado no es, en absoluto, tarea fácil y hay que tener bien atados todos los flecos, incluyendo los indispensables estudios de viabilidad económica.

Siguiendo estos datos gastar dos tercios de nuestro presupuesto en proveedores es lo habitual en la mayor parte de las empresas pero si logramos reducirlo y mantener un servicio o producto de calidad nuestro margen de beneficios será más elevado y permitirá hacer frente a otro proceso de expansión. Además, hay que tener muy en cuenta las condiciones de facturación y pago y los plazos de entrega. Tener unos plazos de entrega adecuados es imprescindible para llegar a tiempo y mantener nuestro propio calendario. También lo es que haya posibilidad de reacción y que si acaba nuestro género podamos tener otro pedido en nuestro almacén lo antes posible.

Las necesidades también son muy diferentes y hay que tener en cuenta las particularidades de cada negocio a la hora de contactar con cada proveedor.

No es lo mismo una pequeña tienda de artesanía por ecommerce que un supermercado de productos ecológicos, por ejemplo, que además debe contar con la caducidad de los alimentos. La mejor manera de tenerlo todo controlado es sentarse a hablar con los proveedores de tú a tú y descubrir la manera en la que ambas empresas pueden salir beneficiadas.