Cómo mejorar la productividad laboral : 10 Consejos

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

productividadLos 10 factores más negativos para la productividad de las empresas. Los españoles trabajan un 19,6% más de horas que los alemanes sin que eso repercuta en un mayor rendimiento.

España apenas ha mejorado su productividad desde 1995, y la distancia con países de la OCDE resulta insalvable en este momento. Imagen por © carlos castilla – Fotolia.com

La productividad sigue siendo la gran asignatura pendiente de la empresa española, y a medida que pasa el tiempo la situación se agrava. Así, los trabajadores españoles realizaron un total de 1.690 horas anuales de media el último año, muy por encima de la media alemana (1.413) o francesa (1.476), sin que ello haya significado en absoluto una mejora de la riqueza del país. “Es obvio que hay una relación inversa entre la cantidad de horas trabajadas y su rentabilidad”, explica Ignacio Manent, director general de Grupo Constant.

buzoneo publicidad

Uno de los aspectos más preocupantes para Grupo Constant es que en el análisis a largo plazo tampoco se aprecia una tendencia significativa a la mejora en términos de productividad laboral. “Los datos nos muestran que la productividad de España creció sólo un 0,7% entre los años 1995 y 2000, y sólo un 1,6% a partir de ese año”, añade Manent. Esto convierte a España en uno de los países con una tasa de mejora más baja en cuanto a productividad laboral.

En este sentido, los profesionales de Grupo Constant han analizado el comportamiento de las empresas en términos de productividad y han detectado que, hoy en día, hay 10 factores clave que influyen negativamente tanto en el rendimiento de los trabajadores como en la optimización de las horas de trabajo de éstos y sus superiores, ya sea de forma directa o indirecta.

‘LOS 10 FACTORES MÁS NEGATIVOS PARA LA PRODUCTIVIDAD LABORAL’, SEGÚN GRUPO CONSTANT


1. Reuniones al finalizar la jornada laboral. Son poco productivas. Tras una jornada de trabajo disminuyen cualidades clave como la capacidad de concentración y atención de los trabajadores. Además, están fuera del horario laboral.

2. Comidas de trabajo excesivamente largas. Conviene separar la relación personal y profesional que pueda existir con los clientes. Una comida de trabajo no debe convertirse en una charla entre amigos.

3. Horarios no flexibles. Facilitar a los trabajadores la conciliación entre la vida familiar y la laboral es un factor básico a la hora de aumentar su motivación e implicación en la empresa.

4. Jornadas de trabajo que superan las 10 horas. Deben evitarse. No se trata de trabajar más horas, sino de gestionar correctamente el tiempo dentro de la jornada laboral.

5. Plantillas rígidas sin margen de promoción. Las empresas deben promocionar a sus trabajadores. Mantenerlos en el mismo puesto de trabajo durante años es una gran barrera motivacional. Han de asumir nuevos retos y responsabilidades profesionales.

6. Exceso de festivos entre semana. Rompen las rutinas de trabajo y disminuyen el rendimiento y la concentración de los empleados. Es conveniente reoganizar el calendario laboral de la empresa en función de sus necesidades productivas.

7. Exceso de bajas por enfermedad, estrés o depresión. Una sobreexigencia continua a los empleados a nivel de tiempo y rendimiento puede desembocar en una baja por enfermedad y, en consecuencia, una disminución de la productividad laboral.

8. Organizar viajes de trabajo que pueden ser sustituidos por vídeoconferencias. Las vídeoconferencias no sólo permiten a las empresas ahorrar en costes, sino también en tiempo y desplazamientos innecesarios.

9. Ir ‘en pareja’ a las reuniones para ‘estar acompañado’. Si una sola persona puede llevar a cabo una reunión con un cliente, no es necesario que acudan dos representantes de una misma empresa.

buzoneo publicidad

10. Obsolescencia del equipamiento. No disponer del equipamiento adecuado para trabajar se traduce en una pérdida de productividad para la empresa. Adaptarse e implementar las TIC en las tareas diarias agiliza los procesos y optimiza la gestión del tiempo.

Aumenta la distancia entre España y los países de la OCDE

Grupo Constant recuerda en este sentido que hay una ‘enorme brecha’ abierta entre los datos de productividad de España y del resto de países de la OCDE. En una escala de productividad, el gap entre España y el resto es más que evidente: mientras en España el Valor Añadido Bruto (VAB) por hora trabajada es inferior a 110 puntos, la media de la UE-15 roza los 120, mientras que la media de VAB/hora trabajada en Estados Unidos supera la barrera de los 125.

No más horas, pero sí más efectivas

“No debemos olvidar que la mejora de la productividad facilita la sostenibilidad de las cuentas públicas”, recuerda Ignacio Manent. “No se trata de explotar a los trabajadores, sino más bien al contrario: debemos poner los medios para que sus horas sean realmente efectivas”.

Grupo Constant también hace especial énfasis en la necesidad de que las empresas racionalicen sus estructuras. “A menudo observamos que las empresas no estudian suficientemente bien los procesos internos, y eso las lleva a duplicar puestos de trabajo sin necesidad”, concluye Manent.