Oiga perdone…eso de La Bolsa… ¿Qué es?

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

Me lo preguntan mucho. La respuesta a dicha cuestión, depende del tiempo que tenga en ese instante. Si estoy perdiendo el autobús; entrega rápida de tarjeta y un sincero “llámeme cuando quiera”. Si me pillan en una de esas cafeterías con Wi-Fi, invito al curioso  a un café y empiezo de la siguiente guisa…

Por Miguel Ángel Luque Paz | Asesor financiero-bursátil  Tesorero y co-fundador de www.bolsamallorca.comwww.bolsaluquepaz.com

La bolsa es un mercado, lo mismo que cualquier otro en el cual venden frutas y hortalizas. En el caso de la bolsa, venden acciones. Usted debe imaginar que es un frutero, y su intención, cuando se levanta a las 5 de la mañana a por la mercancía, es comprar a un precio, para vender a otro mejor. Con las acciones pasa lo mismo; usted las compra a un precio, con intención de venderlas a otro más alto.

Cuando logrará vender las acciones, y a qué precio, son factores que dependen de muchas circunstancias, como el objetivo de beneficio, el momento en que las compró, la opinión general  de los inversores etc.

publicidad de bolsa

Pero a diferencia del frutero, usted no necesitará ser autónomo ni pedir permiso al ayuntamiento, ni levantarse a las 5 de la mañana. Usted tendrá que seguir estos sencillos pasos; Lo primero es la formación, ni se le ocurra meterse en este mar de tiburones sin el debido conocimiento. Después deberá crear su plan de inversión, plasmando en un papel su objetivo principal, el dinero y el tiempo que le dedicará, cuando comprará y venderá etc., como si montara un negocio. Deberá  abrir una cuenta de valores en una agencia de bolsa, hacer el pertinente ingreso y ¡A invertir!

Ahora bien, invertir en bolsa tiene sus riesgos, usted puede perder parte del capital invertido sino todo, si se lanza sin la debida preparación, que le aseguro que no es tan tortuosa y está al alcance de todos.

Si alguna vez ve a una persona todavía sin canas sentado en un café, con unos tirantes y mirando  la pantalla de un ordenador, sólo tiene que acercarse a él y decirle “oiga perdone, eso de la bolsa… ¿Qué es? Y muy gustosamente, un servidor le invitará a un café…