Franquicias de Padel en UK, FRancia e Italia ¿Funcionarán?

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIOfranquicias de padel

La franquicia española Momo Sports Club dirige sus planes internacionales hacia Reino Unido, Francia e Italia, donde el pádel es aún un gran desconocido

El pádel es un deporte muy reciente que tiene su origen oficial en México en 1969, desde donde se extendió a España, Argentina, Portugal, y otros países latinoamericanos. De hecho la Federación Internacional de Pádel data del año 1991, y se encuentra ubicada en Madrid. Actualmente se trata de un deporte muy localizado en estos países, aunque su práctica ya se ha empezado a extender por el continente europeo, como lo demuestra la existencia de federaciones de pádel en Alemania, Suecia, Bélgica, Austria, Suiza, Francia, Italia e Inglaterra. Precisamente es en estos tres último países donde la enseña española Momo Sports Clubplanea comenzar su expansión internacional.

Esta enseña, única red de clubes de pádel en franquicia en España, busca posicionarse para generar un nuevo mercado en Europa para este deporte, cuya práctica se centra mayoritariamente en países latinoamericanos, principalmente Argentina, además de España.

El modelo de negocio de esta compañía se centra en la gestión de clubes de pádel, tanto ‘outdoor’ como ‘indoor’, para un desarrollo integral del deporte, incluyendo escuelas, alquiler de pistas, clases personalizadas, torneos… y la creación de sentimiento de club para socios en familia, gracias a tarifas con descuento para familias, actividades para todas las edades, zonas de esparcimiento con cafetería y áreas infantiles. Actualmente cuenta con dos complejos deportivos en Madrid, con la previsión de inaugurar entre 1 y 2 nuevas unidades operativas en los próximos meses y en pleno proceso de crecimiento mediante el sistema de la franquicia.

Según comenta Juanma Martínez De Blas, director de expansión de la compañía, “llevar fuera de España un concepto de negocio que gira en torno al pádel no es fácil, dado que existe aún una muy escasa implantación de este deporte en el Viejo Continente. Esta situación representa la oportunidad de generar un mercado nuevo para un deporte accesible a personas de todas las edades, y que sólo en España cuenta con 2 millones de jugadores habituales, cifra que asciende hasta 4 millones sumando los ocasionales. Muchas previsiones del sector esperan que se duplique el número de practicantes de pádel en nuestro país durante los próximos cinco años, con un amplio margen de crecimiento en comunidades como Valencia y Cataluña.

Para Juanma Martínez, su director de expansión, la práctica del pádel crecerá exponencialmente “en cuanto una de las grandes marcas deportivas apueste por su expansión. Cualquiera de ellas que decida ir de la mano del pádel será capaz de crear un número tremendo de jugadores fuera de aquí”.

Por eso, además de apostar por el crecimiento mediante franquicias a nivel nacional, los planes de expansión de Momo Sports Club incluyen “recorrer Francia, Inglaterra e Italia, y, si es posible, abarcar después el resto del mercado europeo. Creemos que es un deporte con recorrido en cuanto una de las grandes marcas deportivas apueste por su expansión. Cualquiera de ellas que decida ir de la mano del pádel será capaz de crear un número tremendo de jugadores fuera de aquí, y si nosotros estamos posicionados tendremos la oportunidad de crecer también en el exterior. Por eso ya tenemos personal formado, con todos los manuales traducidos, para que en el momento que veamos la oportunidad, salir a ofertar nuestro modelo de negocio”, concluye Juanma Martínez.

buzoneo publicidad

Momo Sport Club, red de clubes de pádel, comienza a conceder franquicias en España. Esta enseña está especializada en la puesta en marcha de clubs de pádel, tanto outdoor como indoor o configuración mixta, para un desarrollo integral incluyendo escuelas, alquiler de pistas, clases personalizadas según niveles, torneos, ranking, etcétera.

La inversión mínima para poner en marcha un centro deportivo bajo el paraguas de Momo Sport Club es de unos 150.000 euros, con un canon de entrada por pista de 2.000 euros, un royalty de explotación del 5% sobre ventas y un 0% inicial sobre publicidad.