La compra por impulso

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

compra por impulsoQué es la compra por impulso y los productos de compra impulsiva

por David Guiu de SOCIALetic.com para la sección Marketing, Conceptos y DefinicionesImagen 1 por © mario beauregard y 2 por © Yuri Arcurs – Fotolia.com

En mayor o menor medida, todos hemos adquirido alguna vez algún producto o servicio sin ninguna planificación previa. Es decir, por decirlo de alguna manera “pasábamos por allí, vimos ese producto; y nos hicimos con él”. Es decir lo compramos. Eso es una compra por impulso; un tipo de productos -y las empresas que los comercializan- que claramente se han visto perjudicados por la crisis económica puesto que es bastante lógico pensar que para los productos de compra por impulso; lo normal es utilizar excedentes de caja, cash o dinero no que nos sobre; pero que no vamos a utilizar en productos de primera necesidad que por su descriptivo nombre no definiré en éste artículo.

Los productos de compra por impulso son baratos. Más que “baratos”; digamos “fácilmente accesibles”. Económicos; puesto que nadie o solo algunos privilegiados podrían comprar por impulso y sin una planificación previa no ya un Ferrari, un Porsche o un Lamborghini; sino cualquier automóvil por ejemplo. Tampoco una casa, un chalet junto a la playa, o bajando de categoría una nueva plaza de parking o una motocicleta. No, ese tipo de productos no son de compra por impulso.

Si son productos de compra por impulso aquellos que se encuentran situados cerca de cajeros de supermercados, en estaciones de servico en gasolineras y en calles comerciales. También en mercadillos, bazares y similares. Productos económicos, en mayor o menor medida; que vemos, a veces tocamos, reflexionamos poco y si nos gusta…nos lo llevamos a casa, o nos lo comemos (o bebemos) de camino.

compra por impulsoComo ejemplos tenemos “mil”, desde unas golosinas, una barrita de chocolate, cd’s de música, revistas, las pilas (aunque en éste producto hay también una sensación de “autoprotección” ante la posibilidad de quedarse sin en cualquier momento), un refresco, productos de mercadillo como pulsera, relojes, camisetas…que en definitiva no son productos de primera necesidad ni de emergencia y que “no hubiera pasado absolutamente nada (importante) si no los hubiéramos comprado”; más que no hubiéramos satisfecho el impulso o emoción de placer (generalmente temporal).

En qué situación encontramos los productos de compra por impulso

No cabe duda que los marketers de productos de compra por impulso conocen la situación y características de su producto. Tampoco cabe duda de que los establecimientos que venden estos productos como intermediarios saben bien donde colocarlos. Y la respuesta es : a la vista. “Muy a la vista”, o lo que podríamos decir en la situación más privilegiada posibles puesto que, los productos de compra por impulso deben de ser vistos y destacar -recordemos que no son buscados en el 99,99% de los casos-.

buzoneo publicidad

Según lo comentado, un lugar habitual es junto a las cajas de supermercados en los que se generan unas colas, y con ello una más que posible atención del público que espera su turno. Otro punto caliente es la altura de la mirada “media” en cualquier lineal. Es decir aproximadamente a 1,70 m. del suelo en los que, atendiendo a un correcto caminar y semiótica de producto; la colocación del producto hará que lo veamos sin buscarlo. Para entendernos y buscando el punto contrario; nadie va mirando abajo de todo de un lineal de un supermercado y en esos lugares no colocaremos los productos de compra por impulso sino los de primera necesidad puesto que si o si van a ser buscados; con lo que se les otorga un lugar menos visible. Menos “escaparatista”. En el terreno online; también podemos encontrar productos de éste tipo, por ejemplo en tiendas online de material de oficina, de impresión de tarjetas de presentación, etc. que, junto a una compra nos ofrecen otros productos a bajo precio y que podemos adquirir antes de “pasar por caja”.

Si te ha gustado éste artículo sobre la compra por impulso; te agradecemos que lo compartas en tus redes sociales. Gracias.