La formación en redes sociales para un autónomo o pequeño negocio

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

¿Te has planteado realizar alguna vez un curso en redes sociales, más allá de los que puedes encontrar gratis en cualquier blog?

manage social mediaViendo como las grandes marcas han asumido como algo indispensable el uso de las redes sociales en sus campañas de marketing y comunicación, probablemente sí. Pero seguramente te estarás preguntando la utilidad real que tiene formarse en redes sociales para un autónomo o pequeño negocio, o si es preferible contratar a una empresa especializada en marketing digital. Los expertos de la herramienta de facturación online Sage One te ponen en situación para que puedas decidirlo por ti mismo disponiendo de toda la información posible.

Investiga a tu competencia y público objetivo antes de lanzarte

Antes de ponerte a abrir cuentas a tu nombre o al de tu negocio en las redes sociales, lo lógico es que primero lleves a cabo un pequeño trabajo de investigación y de análisis. No lo hagas solamente de tu negocio, sino que también te conviene considerar las estrategias y herramientas utilizadas por tu competencia. Pregúntate a ti mismo:

  • ¿Por dónde se suelen mover mis clientes?
  • ¿Qué canales utilizan?
  • ¿Me conviene más un perfil como autónomo a título personal o es mejor darse a conocer como una marca?
  • ¿De verdad voy a tener capacidad para manejarlo todo?
  • ¿Cómo controlar el retorno en forma de clientes o negocio?

redes sociales

Tiempo al tiempo, y con la ayuda del sentido común, podrás fijar unas bases de partida. Si te lo planteas seriamente, tendrás la posibilidad de tomar una decisión informada de en qué redes sociales te conviene estar presente, qué elementos adicionales necesitas (web, fotos, ejemplos, etc.), conocerás la opinión de tus clientes sobre tu negocio o el de la competencia, qué tono y tipo de conversaciones puedes mantener con ellos, y cómo convertir esa actividad en ventas, entre otros aspectos importantes.

Las redes sociales son una herramienta de comunicación más, como la publicidad, los flyers o el teléfono, mismamente.

La diferencia está en que las redes sociales permanecen abiertas 24 horas los 365 días del año. Por supuesto, esto no quiere decir que tengas que convertirte en un esclavo/a de ellas, pero sí requieren que las “cuides”, las dotes de contenido, prestes atención a lo que te digan tus clientes, te esfuerces por generar conversación con ellos, y que te prepares para recibir tanto opiniones positivas como negativas acerca de tu negocio. Al final, tanto unas como otras te permitirán mejorar y adaptarte a lo que realmente necesita tu público.

Recuerda que Internet es perfecto en su función como altavoz público tanto para tu negocio como para los clientes. A ti te ayuda a dar a conocer tus productos y servicios; mientras que a ellos les permite opinar o prescribir sobre los mismos. Es por eso que en la comunicación online debe primar siempre la corrección, la veracidad y, sobre todo, mantener vivo el interés continuamente.

¿Cuál es la mejor red social para mi negocio?

social media Facebook, Twitter, Instagram, Vimeo, Flickr, Google+, Linkedin, Pinterest o Reddit son sólo algunas de un gran número de redes sociales llenas de posibilidades que están disponibles de manera gratuita y a un clic. En ese aspecto, tu trabajo ahora consiste en elegir correctamente cuáles son las más adecuadas para tu negocio y a cuáles les puedes sacar más partido para interactuar con los posibles clientes, que posteriormente se transformen en conversiones.

Por ejemplo, si tu negocio es una pequeña ferretería, probablemente un perfil en Instagram no te sirva de mucho, pero disponer de un canal en Youtube donde subir pequeños vídeos de “bricoconsejos” sí podría ser lo más adecuado. Y claro, a su vez éstos podrían ser compartidos en Facebook y alojarse en tu web. Esto nos lleva a otro punto clave que probablemente ya sepas, pero no está de más recordar: producir contenidos para las redes sociales no es gratis, requiere de tiempo, recursos y preparación.

Veamos otro ejemplo. Si quieres abrir o tienes una tienda de moda joven, Instagram será sin duda una de las primeras herramientas a las que te convendrá acudir (y a la que seguramente ya habrás acudido como cliente de otras marcas). Para incluso mejores resultados, tener además un blog con tendencias y propuestas será lo ideal para atraer tráfico hacia tu sitio web, y, por tanto, hacia los productos de tu escaparate.

De ahí que investigar dónde están tus clientes es clave, así como saber cómo aportarles información que les resulte interesante y que genere interés, para posteriormente ofrecer tus servicios o productos en un contexto más natural y menos intrusivo para ellos, sin ese marchamo comercial propio de la publicidad convencional.