Las 7 Mentiras Anti-Éxito, por F.D. Peiró

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

tecnicas de liderazgo y consejos de coachingArtículo: Mentiras “Anti-Éxito” o Falsas Creencias (Extracto del Libro impreso “LAS 10 MIRADAS DEL LIDERAZGO INTEGRAL, 3ra. Edición).  Autor: Dr. Fernando Daniel Peiró. Cedido a SOCIALetic.com por el autor -Derechos Reservados. Imagen por © Gina Sanders – Fotolia.com

En una ocasión, mi padre me comentó acerca de una experiencia que había sucedido en el ejército, cuando tenía encomendada la tarea de supervisar algunos regimientos dentro de su jurisdicción, como militar de alto mando.

Recién llegado a cierto destacamento ubicado en una zona montañosa, pudo observar a un soldado que realizaba guardia, en un pequeño parque o plazoleta enfrente de las oficinas centrales. Este soldado caminaba de un extremo al otro, por entre unas banquetas. Ya en las oficinas de administración, pasado el protocolo de los saludos, mi padre le preguntó al militar encargado sobre el porqué se efectuaban guardias en la plazoleta. La respuesta recibida fue un “no lo sabemos Señor”; por lo que se ordenó la tarea de investigar, en las actas y otros documentos, la razón por la que se había dado la orden de vigilancia permanente.

Luego de casi una semana de buscar papel por papel, libro por libro, se encontró la justificación. Resultó que 20 años atrás, se ordenó una guardia provisoria, debido a que se habían pintado las bancas de la plazoleta y se deseaba cuidar que ninguna persona se sentase en ellas, para no mancharse con pintura…

Esta “provisoria” orden se transformó en una “tradición”. Pasaron dos décadas, para que alguien se cuestionara el porqué un soldado debía hacer guardia de extremo a extremo en una plazoleta, sin un sentido provechoso. De esta misma manera, muchas de las creencias sociales que – supuestamente – son pilares o columnas donde se sostienen culturas, son falsos paradigmas que han menoscabado la autoestima de naciones, pueblos, familias e individuos.

La falta de plenitud en la vida del hombre “moderno”, radica en las falsas creencias que moran en la mente social y que ni siquiera se nos ocurre ponerlas en duda, ni menos escudriñarlas.

Estas falsas creencias son como lentes deformados con los que vemos las cosas. Ojos miopes que están programados mentalmente para no ver más allá de las mentiras o para percibir “lo que parece”, pero NO ES.

Y esto hace que no hayan cambios; que no sucedan las transformaciones, porque hemos llegado a un punto en el cual no existe la mínima curiosidad por ver más allá y encontrar las hermosas verdades que no están ocultas; sino que florecen y se evidencian ante nuestras narices. Basta con observar a la gente caminar y ver sus rostros, para darse cuenta que no hay plenitud, ni gozo, en la mayor parte del mundo en que vivimos.

El hecho mismo de observar, nos muestra el reflejo de la tensión, de la presión, del miedo, del enojo, de la frustración, del egoísmo y de la ausencia de sensibilidad y servicio.

Algunas personas se sienten tan infelices, que han llegado a creer que “la vida es así”; que “el que quiere celeste que le cueste”; que “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”; que “rengo, rengo pero vengo”; que “peor es nada”; que “el amor duele” y tantas falsas creencias o “MENTIRAS ANTI ÉXITO” y, por tanto, sucumben en hábitos mediocres, promedios y decadentes.

Estamos en un mundo consumista, en el que se “compraron” ideales de plenitud que suelen ser utópicos, construidos con promesas y expectativas ilusorias, sin asidero, como barriles sin fondo. Usted tiene conocimiento que este mundo actual nos estimula a la adquisición de bienes; a convertirnos en dueños de gallinas de huevos dorados; o que un “milagro” nos regale el “don de Midas”, para que todo lo que tocásemos se convierta en precioso oro. Pero la realidad es que muchas veces estamos aburridos, sin sentido de vida, sin saber a dónde ir, sin saber qué hacer, al punto de no querer amanecer al día siguiente, siendo éste un maravilloso regalo de Dios.

Una de las razones por la que no alcanzamos el éxito, es porque sólo nos enfocamos en lo que NO tenemos; en vez de potenciar nuestros talentos; y nos la pasamos haciendo lo mismo que venimos haciendo siempre, sin modificar absolutamente nada de nuestras conductas (que no son más que la materialización de nuestras creencias).

Yo creo que Usted y muchos, pretendemos realizar la proeza de que este mundo sea más coherente. Y la “co-herencia” es una “herencia” que compartimos en cada paso de crecimiento. Cuando una persona rompe los paradigmas que lo atan a una vida promedio, se convierte en un líder; sencillamente porque desea transmitir a los demás lo aprendido y enseñar caminos nuevos; es decir, ofrecer una herencia, un legado.

Yo creo que cada uno de nosotros puede cambiar el mundo, realizando actos trascendentes que dejen huellas en los corazones de la humanidad. Estoy convencido que muchas personas desean hacer algo por mejorar este mundo. Sin embargo, lo que es importante poner claro como el agua, es que la felicidad y el éxito se viven día a día y no están en el futuro. Pensar que obtendremos la plenitud recién cuando el mundo cambie, sería insensatez.

Entonces: ¿Cuándo sabemos que estamos frente a “Mentiras ANTI-EXITO?.

Pues bien, cuando pensamos que esas creencias son “verdaderas” y no ejercemos voluntad por escarbar y sacar la verdad a la luz. Hemos dejado de hacernos preguntas. Sólo buscamos respuestas. Esta habilidad de formular permanentes preguntas y de hacer replanteos constantes, es la base que nos permite avanzar a escalones superiores.

Las falsas creencias requieren desapego. Cuando un espacio queda vacío, debemos estar conscientes de llenarlo con nuevas pautas mentales o “nuevas declaraciones”, antes que otras mentiras ocupen ese lugar.

Las 7 “Mentiras Anti-Éxito” expuestas en mi más reciente libro “Las Siete Mentiras Anti-Éxito. Rompiendo Mitos” son las siguientes:

– Primera Mentira: Se nace siendo Líder.
– Segunda Mentira: La culpa de mis fracasos, la tienen los demás.
– Tercera Mentira: No debo confiar en nadie.
– Cuarta Mentira: Expresar los sentimientos es señal de debilidad.
– Quinta Mentira: El dinero es malo.
– Sexta Mentira: Decidir es Hacer.
– Séptima Mentira: Yo puedo sólo. No necesito de Dios.

Me pregunto:
¿Será que nuestros hermosos sueños son imposibles de materializar?
¿Será que el éxito y el triunfo en nuestras vidas son utópicos?
¿Será que todo es un misterio que no se nos ha revelado; o que se le ha revelado a muy pocos privilegiados?

buzoneo publicidad

No, no lo creo en absoluto.

Colaborador: Dr. Fernando Daniel Peiro
Coach Organizacional, Autor, Director Daion Worldwide Training & Consulting www.grupodaion.com y Presidente Red Hispanoamericana de Mentores www.redmentor.orgFormador de Líderes Integrales – Derechos Reservados

Más artículos de Fernando Daniel Peiro >> Regla 80/20Replantearse el Éxito

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *