Las telecomunicaciones lideran un año más el ránking de los sectores más denunciados

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

Las empresas de telecomunicaciones siguen encabezando el ranking de denuncias puestas por los consumidores por décimo año consecutivo. Centralita-virtual.org, un comparador de ofertas, explica con ejemplos prácticos cómo evitar estos fraudes

empresas denunciadasLa publicación del último ranking de FACUA acerca de cuales son los sectores que más denuncias reciben vuelve a colocar a las telecomunicaciones en cabeza. De hecho, una de cada tres denuncias pertenece a las telecomunicaciones, seguidas por los sectores bancario y eléctrico. Este dudoso honor, que se ha repetido durante los últimos diez años, pone de relieve la percepción negativa que existe sobre las prácticas de las empresas de telecomunicaciones, observadas por el usuario como fraudulentas y alejadas de su interés.

El informe también recoge que las principales razones de denuncia o reclamación son el incumplimiento de ofertas comerciales, el envío de facturas por servicios no prestados o la coacción al usuario para ejecutar penalizaciones por compromisos de permanencia.

Desde centralita-virtual.org, como observadores y comparador de ofertas de servicios de valor añadido en telecomunicaciones, queremos complementar ese informe con ejemplos concretos de empresas que ofrecen el servicio de centralita virtual y que analizamos en nuestra comparativa.

El incumplimiento de la oferta comercial es el tipo de engaño más común, debido a que las ofertas suelen ser poco transparentes y esconden algunos conceptos que también se facturan. El caso de las ofertas de telefonía de voz sobre IP parece muy a la mano. Estas empresas comercializan el servicio de centralita virtual sin explicar adecuadamente que es imprescindible contratar también internet para poder recibir y realizar llamadas, o que los datos de Internet deben viajar a la suficiente velocidad para conseguir que el flujo de llamadas sea estable y de buena calidad. Y eso si se dispone de wifi: si se pretende recibir en móviles a través de los datos contratados para cada uno de los terminales, el gasto puede dispararse. En este sentido, muchos proveedores tampoco informan convenientemente de la necesidad de contratar o comprar terminales IP, ya que de otro modo no se podría utilizar el servicio. Por todo esto, comprobamos que en muchos casos la oferta que a priori se propone al usuario no es la que finalmente se acaba facturando.

Incluso en los casos en los que se informa adecuadamente de la oferta, muchos usuarios se encuentran al final de cada mes con la desagradable sorpresa de ver cómo se les ha facturado el tráfico de las llamadas que reciben, ya que aún son muchas las empresas que cobran el desvío a móviles. Esta información no es siempre conocida por el usuario, debido a que las empresas aprovechan para explicar “este detalle” en páginas secundarias y letra pequeña. Es el caso de empresas como Axiatel o Telefácil. Aunque sí hay algunos proveedores como fonvirtual o las grandes telecos (aunque estas sólo a su red móvil) que no cobran los desvíos, este es uno de los ejemplos más claros de cómo se puede inflar la factura al usuario al final de cada mes de la forma más inesperada.

buzoneo publicidad

Pero, si entramos a hablar de facturación por servicios no prestados o por la imposición de permanencias, la palma se la llevan los grandes de las telecomunicaciones en España: Vodafone, MoviStar, Orange y Ono. En el caso de contratar un paquete conjunto con varios servicios, es imposible conocer qué se factura por cada servicio, conduciendo a continuos abusos en la facturación. Tomando nuevamente el ejemplo del servicio de centralita virtual, resulta verdaderamente imposible encontrar el precio de este servicio singularmente identificado en cualquiera de las páginas webs o a través de consultas con los agentes comerciales.

Parece, en definitiva, que en un mercado donde las ofertas convergen y los servicios cada día son más parecidos, el punto que puede estar marcando la diferencia en la competencia entre los proveedores, consiguiendo que un usuario se decante por una u otra compañía, son la transparencia y la comunicación directa y sincera entre empresa y usuario.