Por qué es importante el diseño de packaging de un producto

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

packaging de un productoXavier Puche, Client Services Director de la Consultoría de Branding y diseño de packaging Coleman CBX compuesta por Expertos en Diseño de marcas, branding corporativo y diseño de puntos de venta nos explica ¿Por qué es importante el diseño de packaging de un producto? que incluímos en la sección de Definiciones y Conceptos Básicos de Marketing.

En momentos como el actual, en los que la demanda flojea y otros capítulos del gasto de marketing como la publicidad o la promoción se ven fuertemente ajustados por motivos de austeridad o por falta presupuestaria, es cuando el diseño y visibilidad de los packagings en los lineales se muestran especialmente útiles, relevantes y efectivos en la construcción rápida de ventas.

La importancia del diseño de packaging de un producto o envase

El envase es cuantitativamente y cualitativamente el mejor GRP y por tanto el mejor medio que podemos imaginar. Es el medio más eficaz y con diferencia. Cuantitativamente, por el número de envases que se ven en la publicidad, en el tráfico de lineales, en el momento de decidir la compra, por el número de envases que se compran y se consumen día y noche, tanto por consumidores y no consumidores. Y cuantitativamente porque es un poderoso, convincente y eficaz multiplicador de demanda, preferencia, fidelidad y ventaja competitiva. Un vendedor silencioso que contribuye con más volumen, con más margen y con más rotación en la fórmula de gestión, aumentando así la venta, los resultados y los retornos. En definitiva, el pack es el gran vendedor olvidado.

Analizando más en profundidad las ventajas y la propia naturaleza del packaging, identificamos los siguientes efectos clave que surgen de un buen diseño de packaging que en cierta medida hacen de definición de packaging de una forma ampliada y detallada:

1. Generan más demanda: Son factor de estímulo directo a la compra por su atractivo, capacidad de seducción, simpatía e interés que despiertan en los consumidores. El envase hace aflorar el deseo, la prueba y la intención de comprar, sobre todo en categorías “emocionales”, de impulso y estéticas.

2. Mejoran la intensidad y el impacto promocional. El efecto conjunto (mejor diseño + promoción) se convierte en un acelerador sinérgico que actúa mejor cuando se acompaña de la ventaja o regalo promocional. Dinamiza exponencialmente la categoría.

3. Ayudan a reducir costes de producción, de transformación o logísticos. Puede significar un impacto económico directo y de primer orden en la rentabilidad de la categoría: mejoras en el material, la eficiencia logística del diseño del envase, su capacidad, el reciclaje, costes de transformación, gestión de stocks, etc. También puede convertirse en un factor de sostenibilidad y responsabilidad social para la marca del fabricante y los retailers.

4. Generan ventas y beneficios extra en casos de estacionalidad de consumo masivo de productos. Productos como los refrescos, los helados, los chocolates o los perfumes aprovechan las semanas promocionales para presentar diseños que conectan emocionalmente con los consumidores, generando así expectativas de consumo y dinamizando tanto las tiendas como sus propias categorías.

5. Aumentan el valor percibido de los productos y soportan el precio. El diseño es un signo directo y relevante de calidad e imagen del producto que contiene. Es un poderoso constructor de imágenes y percepciones para nuestras marcas y, por tanto, un excelente soporte para su precio. Y por un mayor valor percibido, se paga más.

6. Permiten ofrecer más y mejor surtido, mediante la gestión ordenada de su gama en la categoría. De forma compacta, coherente, clara, lógica, ordenada y simple. Sólo es preciso comunicarlo bien. Y más y mejor surtido significa más libertad de elección y satisfacción para el establecimiento y más venta para fabricantes.

buzoneo publicidad

7. Construyen fidelidad. Si se cuenta con diseños satisfactorios y que gusten se consigue más seguridad, estabilidad y retornos a largo plazo para la categoría, el establecimiento y los fabricantes. Se evitan consumos alternativos y se reduce la volatilidad o la incertidumbre del cambio.

8. Mejoran la visibilidad, la claridad y la rápida identificación de las categorías y su oferta. Ahorran tiempo de compra y facilitan la búsqueda y la elección de los productos. Se localizan con facilidad.

9. Mejoran la calidad percibida de los establecimientos de forma consciente o subconsciente en las mentes de los consumidores.

Como podemos ver el diseño de packaging de un producto y cuidar los detalles va a permitirnos optimizar muchas etapas y procesos de marketing, diferenciándonos y permitiendo un éxito, en cierta media, proporcional a la calidad conseguida y propuesta al mercado.

Si te ha interesado éste artículo pensamos que te puede interesar >>> ¿Qué es el Trade Marketing?