Qué es el marketing de atracción y cómo puede ayudar a tu empresa

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

Definitivamente los tiempos han cambiado y los consumidores nos hemos vuelto más exigentes. Nos irrita cada vez más que nos “cuelen” información que no hemos solicitado en forma de spot publicitarios, banners inoportunos o cualquier otro soporte.

Las empresas, por su parte, han detectado ese rechazo y han emprendido un cambio hacia un marketing más pull que push: que sea el propio usuario el que encuentre la información que le interesa y se sienta atraído por contenidos o productos que pueden ser de su interés, en lugar de hacérselos llegar de una forma más invasiva. Es lo que se denomina marketing inbound, en el polo opuesto del marketing tradicional o marketing outbound.

marketing de atraccion

Dentro de ese nuevo acercamiento más amigable podemos encontrar una primera fase denominada marketing de atracción, con el que conseguimos que el consumidor llegue hasta nuestros contenidos, nuestra web, blog o landing page.

Después vendría el proceso de automatización, en el que se “educa” al cliente para que en el momento de recibir una oferta esté lo más preparado posible para la compra. En definitiva, el marketing de atracción no equivale al inbound marketing como a veces suele pensarse, sino que sería una etapa inicial de un proceso mucho más complejo que engloba este segundo concepto.

Para desarrollar un buen marketing de atracción los puntos claves son:

  • CREAR. La base es la generación constante de contenidos de calidad multiformato, artículos, vídeos, e-books, etc., que sean de gran valor para un público segmentado estratégicamente y seleccionado previamente.
  • OPTIMIZAR. Esta es la fase donde el SEO y el posicionamiento online adquieren su máxima importancia. Cuanto mejor posicionados estén nuestros contenidos en Google, o en cualquier otro buscador, más destacaremos sobre los demás y más atracción generaremos, ya que el 93 % de los internautas no leen más allá de la primera página de resultados cuando realizan una búsqueda. Para ello será necesario seleccionar adecuadamente las keywords o palabras clave por las que queremos que se nos encuentre en los buscadores.
  • PROMOCIONAR. A través de las redes sociales podemos contactar con nuestros clientes y posibles clientes, generando una interacción en tiempo real y escuchando sus necesidades y requerimientos para una mejor atención posterior. Hay que invertir tiempo y esfuerzo para promocionarnos inteligentemente en las redes sociales y conseguir una comunidad activa de fans, admiradores y clientes. Y también estar preparados para lo que este nivel de transparencia puede suponer.
  • CONVERTIR. El último paso será transformar ese interés y ese tráfico en ventas. Con el ROI (return on investment) podremos medir lo que supone de retorno esa inversión que hemos realizado, porque aunque a priori parece que estas acciones son gratis, requieren una dedicación y una inversión de tiempo y creatividad que realmente es dinero. A diferencia del mundo offline, en internet las acciones son medibles y monitorizables, por lo que podemos tener información sobre si nuestras actuaciones van en la buena dirección y resultan rentables o en caso contrario, si no lo son y hay que hacer los cambios pertinentes.

Con todas estas acciones, el marketing de atracción nos ofrece una forma más amable, social, y menos agresiva de promocionarnos y vender. Más que en un vendedor tradicional nos convertimos en socializadores y editores de contenidos. Ofrecemos valor que el consumidor sabrá apreciar y probablemente convertir en la adquisición de nuestros bienes. El objetivo último estará así conseguido.