Qué es y quién no es un buen líder ¿El gran ejemplo?

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

líderes, liderazgo y desarrollo personal con referencia a Jim RohnArtículos de Opinión – Liderazgo / De veras que hay líderes. Los encontramos en nuestro lugar de trabajo, en los equipos deportivos e incluso en el cine, partidos políticos, entrenadores de futbol,  la tecnología, internet y como no, en los medios de comunicación, marketing, social media marketing y la publicidad. De todas formas, cada uno de nosotros puede tener potencial de líder.

Todos tenemos la capacidad de asumir la posición de liderazgo. Lo hacemos todos los días. Llevamos a nuestros hijos en la dirección que creemos correcta. Somos líderes en nuestra familia y en la mayoría de los casos, hacemos un buen trabajo dentro de ella. Algunos de nosotros ejercemos liderazgo en asociaciones, grupo de amigos, reuniones familiares…y llevamos lo que se llama comunmente “la voz cantante”. Los que sean ya madres o padres saben bien de lo que les estoy hablando; y pasa por un sentido de la responsabilidad muchas veces motivado por las circunstancias.

El tema es que todos tenemos la capacidad de desarrollar todas nuestras habilidades de liderazgo. Si no nos desenfocamos y nos proyectamos hacia esa posición para mantenernos e ir a la cabeza, entonces podemos desarrollar nuestras habilidades y convertirnos en líderes extraordinarios.

¿Qué es lo que hace que un líder sea excepcional?

Sargentos y tenientes en el ejército son promovidos a posiciones de liderazgo, pero eso no quiere decir que ellos sean los verdaderos líderes. Un hombre o una mujer puede ser elegido para presidir una comisión, pero de nuevo, eso no quiere decir que ellos sean los verdaderos líderes. Algunas personas se colocan en la posición de liderazgo, simplemente para ejercer control no porque sean los indicados para esa posición.

He conocido pseudo-líderes que ladran al dar órdenes, son comandantes que esperan una respuesta inmediata y absoluta. Jefes autoritarios, déspotas y que te miran por encima del hombro; en un claro síntoma de creerse superiores. Lo son, pero no precisamente en buena formas y madera de liderazgo útil.  Éste tipo de líder utiliza el miedo y la intimidación como su arma favorita. Te intimidan con la amenaza de perder tu trabajo o posición y la amenaza de ser degradado o dado a la tarea sucia, si no haces lo que te dicen. Ésto no es  liderazgo, es sólo una posición de mando que generalmente suele acabar más mal que bien. Creo que todos hemos conocido a alguno de ellos y, curiosamente son un gran ejemplo. No los menciono por “rajar” de ellos y ponerlos “a caldo”…no. En cierta manera nos son muy útiles. Piénsenlo, los malos ejemplos son ideales para ver, observar, “apuntar” y no hacer lo que éstos hacen y suponen. Por lo menos que nos valga de algo el haberlos vivido ¿no?

Algunos de nuestros líderes, que también jefes, sienten realmente miedo de sus seguidores y/o trabajadores. Temen que vayan a brillar. Temen que vayan a hacer tan bien su trabajo y ser reconocidos por la precisión y  capacidad al realizar la tarea encomendada, que su entorno, clientes, empresas del sector, etc. destaquen a sus trabajadores por encima de a ellos. Que sus trabajadores sean “lo importante” y no “ellos” o “su empresa”. Temen que si sus seguidores/trabajadores hacen bien su trabajo y cumplen, su rol como líder puede estar en peligro de reemplazo. Éstos líderes pueden estar en el grupo anterior de malos líderes, pero también en otro que hace todo lo posible por tratarle (medio) bien siempre y cuando no excedan  los límites (por é) establecidos. Se esfuerzan por hacerle sentir menos, le restan importancia a los logros de los trabajadores y a lo que se hace en grupo; y se esfuerzan por mantenerlo y mantenerse  en su lugar. En definitiva son un clon del primer grupo pero con diferencias asustadizas y paranoias cambiantes. Peligro con ellos también ya que crecer profesionalmente con ellos es dificil.

Hasta ahora como vemos, hemos visto un  perfil de anti-lider que destaca por no ayudar al otro, a engrandecerlo y a facilitar su trabajo. El verdadero líder que veíamos en Los valores eficaces de liderazgo y cómo ser un buen líder y que aplica las 3C’s del liderazgo

En ocasiones el anti-lider, vamos a llamarlo así, considera de que hacer más trabajo del encomendado no es necesario ya que esto los coloca en una posición difícil. El buen líder por contra no mirar´ña la cantidad sino la calidad y acompañará o guiará al otro en su decisión de “hacer o no hacer más horas”; buscando la eficacia y la rentabilidad. No dictará sino que convencerá.

Dijo el ya fallecido estadounidense  Jim Rohn, una autoridad del liderazgo, fuente inagotable de conocimientos de desarrollo personal y una autoridad en la materia que se consideraba un filósofo de los negocios que un buen líder debe ser amable, pero no débil. Debe ser osado pero no intimidante; ser reflexivo, pero no perezoso; ser humilde, pero no arrogante y  tener humor, pero sin disparates. Es sin duda una de esas frases que forman parte del caracter y del comportamiento de los buenos líderes. Parece fácil. Y tampoco debe ser tan complicado…para los líderes. Un buen líder destaca por su influencia positiva en un grupo, interno (por ejemplo en una empresa) o externo (por ejemplo en los negocios en general, en su sector, en internet marketing…). Pero siempre hay una referencia asociada : otras personas que ganan con “su presencia”.

Sin en cambio los anti-líderes son personas que le desalientan y, por ende, no es un buen líder. No es líder vamos. Si  tan bueno como piensa que es, no habría ninguna necesidad de temer. El temor de que alguien a quien usted ha estado enseñando lo haga mejor que usted, sólo dice que se siente inferior en su rol de líder. Si un líder lleva a su gente y uno de ellos comienza a brillar esto redundaría en su propio beneficio y desempeño.

buzoneo publicidad

También existe el tipo de líder que siempre está en el lugar correcto en el momento adecuado. Este líder no se preocupa realmente por el trabajo o posición. Él siempre quiere ser útil cuando la necesidad está allí. Por lo general no vacila en dar sus órdenes, y a sabiendas de que la decisión es la correcta. Y lo acompañará hacia el éxito conjunto, incluso distanciándose del momento de gloria.

En el siguiente artículo continuaremos hablando de liderazgo, retomando el tema de las cualidades del buen líder y del liderazgo empresarial.

Autor: David Guiu / CEO PYMW y EMPEZAMOS (ahora) SCP – IMagen de Qué es y quién no es un buen líder ¿El gran ejemplo?por © FotolEdhar – Fotolia.com

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *