Titulares que captan la Atención

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

En publicidad en general, y muy especialmente en publicidad directa a la que me dedico profesionalmente, se dice que un slogan o claim no debe superar las 7 palabras. Lo mismo en los títulos de los artículos; aunque eso es muchas veces (la mayoría), algo imposible de cumplir. Estoy muy de acuerdo; aunque hay mucho más.


Por David Guiu

CEO SOCIALetic.com


Cómo crear un titular o eslogan que capte la atención y genere interés

Para hacer un titular que enganche, que capte la atención y que genere el interés en el receptor deben de coincidir varias cosas. Algunas son muy configurables. Otras no tanto. Veamos por puntos cada una de ellas.

1. Coincidir con nuestro público. Dicho así les puede sonar raro. Quizás con “adaptar el mensaje a nuestro público” quedaría más claro. Pero es que ciértamente, lo primero es que el mensaje que hemos creado en el titular sea o no del interés del lector, y por mucho que se utilicen “florituras” de nada nos va a servir atraerle si no vamos a seducirle (y convencerle) en el desarrollo de un artículo, con un anuncio, con una presentación de ventas, etc.

Con ello quiero decir que si, es cierto, hay que adaptar el mensaje a nuestro público (el titular, slogan…) pero lo primero, por tanto, debería ser definir el público y saber donde lo vamos a encontrar. El contenido debe ser creado para él y utilizando términos conocidos, afines, motivadores, etc.

2. Pensar en nuestro público. Esto iría en consonancia con lo de “adaptar el mensaje a nuestro público”.

3. No excederse de las 7 u 8 palabras. Eso es lo ideal. Si son menos; mucho mejor.

4. Transmitir un beneficio. Dicho de otra manera, hay que conseguir que el receptor del eslogan, titular, frase de venta, llamada a la acción, etc. piense “esto me interesa (voy a invertir un tiempo en consultarlo)”.  Es obvio que si no conseguimos transmitirle que la información siguiente va a representarle “ese beneficio”, que en un artículo será el texto, desarrollo y conclusiones, y en un anuncio una propuesta comercial; perdemos muchas oportunidades.

5. Utilizar palabras con mucha fuerza. De hecho, si hemos hablado antes de “beneficios”, que tendrían como sinónimos funcionales a “ventajas”, “puntos clave”, “importancia” y “relevancia”; estos mismos términos serían ejemplos de palabras con mucha fuerza. No siempre será posible utilizarlas, ya saben que hay que adaptar el texto al contexto en cada caso. 

Otras palabras con mucha fuerza son “amor”, “dinero”, “vida”, “salud”, “muerte”, “accidente”, “mundo”, “gratis”, “descuento”, “triunfo”, “victoria”, “divorcio”, también símbolos como la arroba o el hastag (@ – #)…e, incluso, como no, marcas como “Google”; “Facebook”, “Twitter”: Recuerdo por ejemplo uno de los artículos más consultados en su momento en SOCIALetic.com titulado “El 33% de las solicitudes de divorcio contienen la palabra Facebook” en el que me excedí en el número de palabras (a veces pasa, y es mejor conservar el “gancho” que ceñirse a las reglas si nos es posible), que no creo que hubiera tenido la misma espectación si se hubiera titulado, por ejemplo, “las redes sociales influyen en los casos de separación”.

En cierta manera, y salvando las distancias, es como una carta de amor. Fuera, en el sobre pondríamos algo así como “Cariño…porque te quiero”. Y dentro, en la carta pues ya desarrollamos nuestra propuesta de amor. Como ven, claro, conciso y rotundo. En pocas palabras y con palabras “ganadoras” en las que “coincidir con nuestro público” sería hacer llegar a manos de nuestra amada o amado la carta ; y no a otras (sigue…).

buzoneo publicidad

6. Dar continuidad a un hecho actual. Un ejemplo sería “Qué piensan los usuarios de las redes sociales de la doctina Parot”. O incluso centralizando más, “Qué piensan los Twitteros de la doctina Parot”.

En definitiva, para hacer un buen titular que capte la atención es interesante sintetizar, conectar y transmitir un beneficio. Para hacer un buen titular o eslogan de un anuncio, en los que el receptor suele estar menos dispuesto a continuar con la atención inicialmente prestada, es determinante sintetizar y sobretodo transmitir el beneficio, diferenciándolo y otorgándole autoridad a la marca anunciante. Y todo, en cuantas menos palabras mejor.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *