Tormo Asociados solicita su baja inmediata e irrevocable de la Asociación Española de Franquiciadores

  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO

tormo asociadosTormo Asociados, consultora especializada de franquicia, anuncia que con fecha 3 de diembre ha solicitado su baja inmediata e irrevocable de la Asociación Española de Franquiciadores, (AEF).

Los motivos que han llevado a tomar esta decisión, tras más 20 años de permanencia en la misma como socio colaborador, son múltiples. En primer lugar, como consecuencia de una pérdida de confianza en la capacidad de la actual presidencia para defender los intereses del sector.

Este es un sector que agrupa a más de 1.000 empresas y cerca de 70.000 franquiciados, que este año generará 20.000 millones de euros de facturación, y da empleo a más de 350.000 profesionales.  “Un sector como este requiere organizaciones potentes que sean capaces de representarlo, tener la solvencia necesaria, y centrarse en aportar soluciones a los verdaderos retos para las empresas”, ha afirmado Eduardo A. Tormo, director general de la consultora.

Asimismo, Tormo Asociados considera insuficiente la acción desarrollado por la AEF en la defensa de los principales intereses del sector: la adecuada promoción del sistema de franquicia, el impulso a la internacionalización de las empresas, y la ineficaz ayuda en la búsqueda de soluciones a la financiación de las empresas. Los tres grandes retos que debe abordar el sector y en los que debe trabajar con la intensidad que se requiere y en una dirección distinta a la llevada a cabo hasta la fecha.

Entre otros aspectos, la consultora pone de relevancia el manifiesto incumplimiento de criterios deontológicos por parte de un número cada vez mayor de asociados, que quiere ser subsanado con la implantación de un Certificado de Calidad. En este aspecto la posición de Tormo Asociados es que no debería pagarse por aquello que es de obligado cumplimiento en el ámbito de la propia AEF.

buzoneo publicidad

En palabras de Eduardo Tormo “Soy un firme partidario del asociacionismo empresarial y este sector lo necesita. Pero no en estas condiciones. Es necesaria una asociación al servicio de los intereses de las empresas que componen un colectivo, y no al revés. Estos tiempos han reclamado múltiples actuaciones que no han sido atendidas ni van a serlo mas allá de meros anuncios publicos vacios de contenido. Se requiere más acción y menos anuncios”.