3 opciones para ahorrar en tu espacio de trabajo

Si has decidido iniciar tu propio negocio seguramente una de las preguntas que te planteas tiene que ver con tu espacio de trabajo.

  • ¿Desde dónde voy a trabajar?
  • ¿Qué tipo de espacio necesito y cuánto tiempo?
  • ¿Podrá adaptarse a la expansión de mi negocio?

lugar de trabajoSi decides no alquilar o comprar tu propia oficina, bien por la inversión inicial que require como por el compromiso que supone, verás que actualmente existen diferentes alternativas que se adaptan a tus necesidades:

A) Business Center: pensados para un uso profesional independiente, podemos desde alquilar una sala para una hora hasta subcontratar la gestión global de nuestro espacio. Suelen contar con espacios divididoso compartimentados completamente equipados: salas de reuniones, despachos y oficinas. A menudo ofrecen también servicios como recepción, secretariado o administración. En este tipo de espacios profesionales no se pretende formentar el networking entre los clientes, considerando a cada empresa como entidades autónomas.

B)  Coworking: Los espacios de Coworking están diseñados para que profesionales de diferentes ámbitos compartan espacio de trabajo, con una clara orientación a fomentar las sinergias. Aquí sí que hablamos de espacios abiertos, donde se trabaja en un espíritu más de equipo o comunidad. Se suelen organizar actividades conjuntas, y fomentar la vida social de sus miembros. Actualmente hay coworkings especializados por áreas, siendo los profesionales de internet y los relacionados con ámbitos creativos los que más utilizan esta solución.

C) Compartir oficina o espacios de trabajo: en el ámbito de la economía colaborativa surge la idea de compartir oficinas y otros espacios profesionales. Son empresas o profesionales de cualquier sector de actividad que disponen de espacio infrautilizado y deciden compartirlo, buscando el máximo aprovechamiento. Aquí entraría cualquier tipo de espacio de trabajo, como salas de reuniones, como de despachos o puestos de trabajo, como espacios para eventos, aulas, etc…

La principal diferencia viene dada por el hecho de que son empresas que no tienen como actividad el alquiler de sus espacios, sino que pueden pertenecer a cualquier sector de actividad pero ven la oportunidad de rentabilizar zonas desocupadas y, porqué no, encontrar posibles vías de colaboración con los profesionales que las ocupan de manera temporal.

Al compartir, la idea es que ambas partes salgan ganando. Así, un profesional que necesita un espacio puede buscar entre la oferta disponible y negociar las condiciones. Puede buscar no solo por criterios como el precio o la ubicación, sino también por el tipo de actividad o la filosofía del equipo. A la hora de compartir, la química es importante. Y el espacio, por su parte, obtiene unos ingresos extra rentabilizando aquello que no usa.

Por tanto, las principales ventajas de estas fórmulas son:

  • Inmediatez
  • Flexibilidad
  • Ahorro

En los dos últimos casos añadimos la ventaja adicional del Networking, ya que fomenta las relaciones entre profesionales y permite generar posibles acuerdos, o desarrollar nuevos modelos de negocio.

Sea cual sea la fórmula que más se te convenga, en Spacebee puedes encontrar tu espacio de trabajo ideal.