5 ideas para contribuir a una movilidad sostenible

Los últimos datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) han disparado todas las alarmas en España. Y es que el 94% de la población española respira tasas de contaminación superiores a las recomendadas.

Por este motivo, desde Socialetic hemos elaborado una lista dónde os presentamos 5 opciones, desde las más tradicionales a las últimas tendencias, en movilidad sostenible.

1.     Moverse en Bicicleta

Sin lugar a dudas una de las mejores opciones. Además de ser 100% sostenible con el medio ambiente nos ofrece una gran cantidad de beneficios:

  • Mejorar nuestra salud
  • Evitar sufrir colas interminables de coches
  • Ahorro económico. El precio estimado por tener un coche en propiedad es de 2.000€ al año de media. Llegando a los 3500€ en grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

Poco a poco las ciudades van mejorando las vías y carriles para ciclistas. Es momento de ser consecuentes y dar ejemplo montando en bici, de este modo, conseguiremos entre todos normalizar esta actividad.

movilidad sostenible

2.     Utilizar el transporte Público

Hoy en día, los servicios públicos de transporte por lo general han mejorado mucho su cobertura y alcanzan prácticamente todas las zonas de las ciudades españolas.

No sólo eso, la creación de carriles exclusivos para autobuses hacen que en muchas ocasiones ya no valga la antigua excusa de “ir en coche es más rápido”.

Especialmente en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Sevilla existe además una cómoda y rápida red de metro y otras muchas capitales de provincia cuentan con servicios de tranvías igualmente rápidos, ecológicos y que hacen más cómoda la movilidad para los ciudadanos.

Tradicionalmente una de las formas más económicas para movernos por la ciudad con la que además ayudamos a reducir las emisiones de CO2 y nos podemos desentender del coche en propiedad y sus cada vez más elevados costes: seguros, reparaciones, aparcamiento, posibles multas… ¡Con el transporte público todo son ventajas!

TE PUEDE INTERESAR  La generación de nóminas, la gestión clave para el departamento de RRHH

3.     Carsharing

El carsharing (coche compartido en español) va ganando cada vez más adeptos en España tras su triunfo en otros muchos países europeos.

Este sistema, permite a los conductores coger un coche en alguno de los puntos de recogida y darle uso durante el tiempo que necesiten. Cuando acaben, tendrán que entregarlo en cualquiera de los puntos establecidos por las empresas que ofrecen este servicio, de modo que sólo pagarán por el uso real que hagan del vehículo.

Un dato para entender el éxito de este sistema: en la capital británica el 68% de los usuarios declaran no desear adquirir un vehículo propio. Una forma de pensar cada vez más extendida entre los ciudadanos europeos.

En España, cada vez hay empresas especializadas en carsharing como es el caso de Bluemove en ciudades como Madrid. De momento, los usuarios lo encuentran una buena opción para reuniones de trabajo o desplazamientos puntuales por la ciudad por su comodidad, precio y facilidades de uso.

Gracias al uso del carsharing, se reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera hasta 40 veces más que haciendo uso del coche propio. Y eso no es todo, el uso de coche compartido permite reducir los gastos de tener coche propio a la mitad.

Así, se calcula que esta alternativa al uso del coche privado se estabilice en el mercado español poco a poco y veamos como su uso y popularidad aumenta este año 2014.

4.     Carpooling

A pesar de que el nombre no es muy conocido aún, el carpooling consiste en un sistema para compartir coche entre varios usuarios, que tengan destinos compatibles. Es decir, hablamos de carpooling cuando hay un conductor que va a realizar un recorrido determinado y existen otros usuarios interesados en realizarlo con él compartiendo los gastos del traslado.

TE PUEDE INTERESAR  Superbrands 2016: los consumidores han decidido

Según los últimos datos, este tipo de prácticas han supuesto un ahorro de más de 4,5 millones de euros. A lo que hay que añadir, que gracias a la popularidad del carpooling se ha evitado la emisión de 30.000 toneladas de CO2.

En nuestro país, las empresas más conocidas de carpooling son BlaBlaCar y Amovens. Estas plataformas permiten poner en contacto a pasajeros y conductores de una forma rápida y sencilla para trayectos largos entre comunidades. Una forma muy económica de ir de viaje de fin de semana, por ejemplo, compartiendo los gastos, conociendo gente y, en general, más rápido que otros medios de transporte como el autobús.

5.     Coches Eléctricos

Este tipo de vehículos aún no están extendidos en el mercado español, de hecho, las cifras en nuestro país solo registran ventas en Madrid, Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana.

[]

A pesar de ello, no son pocos los que ven en los coches eléctricos el futuro de la movilidad sostenible.

Y es que, el uso de los vehículos de gasolina supone un gasto extra no sólo por el precio del combustible sino por las ayudas que se están dando en relación a la adquisición y uso de coche eléctrico. De hecho, en la ciudad de Madrid se plantean implantar una normativa por la que a partir de 2014 los coches que contaminen más pagarán un 10% más en los parquímetros que los ecológicos, eléctrico o híbridos.

Afortunadamente, son cada vez más los ciudadanos concienciados sobre la absoluta necesidad de reducir los coches de circulación por motivos ecológicos, así como por convertir las grandes ciudades en lugares más habitables y, de paso, ahorrar.

 

Comparte