¿Ahorrar en verano? Sigue estos consejos y comprobarás que sí

 

Con la llegada de las altas temperaturas en verano, también se produce un aumento en la factura de la luz. Y es que el uso de los aires acondicionados se dispara en esta fecha, con la intención de mantener un ambiente fresco en el interior del hogar.

Sin embargo, siguiendo una serie de consejos, se puede conseguir no pasar calor y que el usuario no se lleve un susto cuando tenga que abonar el dinero de dicha factura.

casas con jardinVentila tu hogar para mantenerlo fresco

Se recomienda abrir las ventanas para airear la vivienda. Es preferible hacerlo por las mañanas o al caer la noche, ya que a esas horas las temperaturas son más bajas. Este consejo puede reducir el gasto en el consumo eléctrico.

Crear corrientes de aire también es una buena alternativa. Abrir por completo una ventana, por la cual entre el aire, y que este salga por otra, que esté medianamente abierta, se convierte en una gran idea para no pasar calor y reducir el uso del aire acondicionado.

Las persianas también evitan que la vivienda se recaliente

Es muy importante mantener las persianas bajadas, durante las horas en las cuales el Sol calienta más. De esta forma, se consigue mantener una temperatura agradable dentro del hogar. Es necesario hacer un buen uso de ellas. Existen  empresas que se dedican a instalación persianas Barcelona que a su vez ofrecen servicio de reparación las veinticuatro horas del día.

También se puede recurrir a la instalación de toldos en las ventanas más expuestas all Sol. Los cristales de vidrio de baja emisividad consiguen que el ambiente fresco generado en el interior de una casa, gracias al aire acondicionado, no salga al exterior. De esta forma, se ahorrará mucho en el consumo eléctrico.

Los errores más comunes cometidos por los usuarios

Lo barato sale caro. Es mejor gastar un poco más de dinero a la hora de adquirir el aire acondicionado, ya que los más económicos no suelen ser eficientes económicamente. Esto supondrá una subida en la factura de la luz. Es aconsejable optar por un sistema un poco más caro, pero que a la larga ahorre en el consumo eléctrico. Los más recomendables son los de la clasificación A+++.

Si el aire acondicionado está funcionando, el usuario deberá mantener las puertas y ventanas cerradas, para que el aire frío se mantenga dentro de la estancia. Es un error abrirlas, ya que el consumo energético será mayor así.

Es preferible que el aparato cuente con un sistema de apagado y encendido automático. De esta manera, la temperatura se mantendrá siempre entorno a unos grados. Esta función ahorrará energía y dinero, ya que solo con que la temperatura varíe un grado, el consumo puede aumentar alrededor de un ocho por ciento.

Siguiendo esta serie de trucos, se puede reducir de forma notable el consumo en la factura de la luz. Además, también se puede invertir en la vivienda, para que esta sea más eficiente energéticamente. A medio y largo plazo, esa inversión será amortizada, y el usuario ahorrará una gran cantidad de dinero.

Write a Comment

view all comments