Automatizar, o no Automatizar en Social Media… esa es la cuestión

Facebook. Twitter. Instagram. Google +. Pinterest. Instagram. ¿Dónde debería un negocio concentrar todos sus esfuerzos en los medios sociales?

En la esfera social de hoy en día, hay muchas plataformas para ser social y con una gran variedad para elegir, una empresa puede estar tentada en automatizar las campañas a través de herramientas como Hootsuite y SproutSocial. La automatización puede simplificar los mensajes y ahorrar tiempo, pero este tipo de herramientas anula el propósito de los medios sociales.

Los medios sociales están destinados a ser, obviamente, sociales. Una empresa no puede ser eficazmente social, si un robot está publicando en su honor. La interacción y la participación es fundamental para que una campaña tenga éxito. Una empresa no puede participar en la conversación si sólo está atendiendo a sus clientes una vez a la semana.

Algunas empresas que automatizan tienden a sufrir de una condición de “configurarlo y olvidarlo”. Una empresa programará sus conversaciones y no las mirará hasta la próxima vez que sea el momento de hablar. Esto deja un espacio para que el error encuentre su sitio. Una empresa dedica incontables horas y esfuerzo para hacer crecer sus seguidores sociales, sería una vergüenza ignorarlos y dejarlos con contenido obsoleto.

El público de una empresa se aburrirá de la conversación si es la misma en todas las plataformas. Si una empresa se compromete exitosamente con sus clientes, es muy probable, que el cliente siga más de una de sus plataformas. No tiene sentido realizar una campaña si el mismo mensaje es copiado a través de cada plataforma de medios sociales. Una empresa debe publicar diferentes contenidos interesantes en las plataformas escogidas.

TE PUEDE INTERESAR  Marketing de Contenidos - Que hacer si no hay nada que contar

[]

Una campaña debe adaptarse al lugar donde se encuentra tu público objetivo. Pinterest e Instagram pueden ser la decisión correcta si una campaña es visualmente atractiva. Eventos y compartir  artículos son mejor promovidos a través de Twitter. Facebook cae en el tazón de los esfuerzos combinados de todas las empresas.

Cada plataforma de medios sociales tiene su propia etiqueta y tonalidad. Twitter está más centrado en el rastro corporativo. Facebook permite publicar contenido más extenso con imágenes visuales y  texto, como Pinterest, pero Instagram especialmente, se centra exclusivamente en lo visual.

La posibilidad de rastrear tu público juega un factor importante en tus plataformas. Twitter e Instagram son las plataformas padre de los hashtags, que pueden permitir a una empresa hacer un seguimiento de lo que sus clientes están diciendo acerca de su empresa y/o producto.

Por ejemplo, si tu empresa es Ikea, puedes buscar en Twitter e Instagram por el hashtag: #Ikea. Con la capacidad de esta búsqueda, una empresa puede evaluar el rastro social de sus clientes sobre su producto. Si la gran mayoría de los hashtags son, “#Ikea, #mala, #nuncacompraraqui,” Ikea querrá evaluar la calidad sus productos y servicios.

Si Ikea fuera a utilizar mensajes automatizados, tendrían que proveer su contenido a la plataforma en la que estaban publicando. La capacidad de seguimiento de los hashtag no está disponible en Facebook y Pinterest. El uso de hashtags en Facebook y Pinterest es una bandera roja para una compañía novata, sin experiencia.

Facebook. Twitter. Instagram. Google +. Pinterest. Instagram. Podemos pensar que no tenemos tiempo para eso, pero por el bien de la retención de los clientes de nuestra empresa, deberíamos sacar tiempo para eso. La interacción con los clientes es importante para llevar a cabo una campaña exitosa. Un robot puede automatizar tus publicaciones, pero no va a automatizar la retención de clientes de tu empresa.

Más información en:  http://www.tusmedios.es/blogs/tusmedios/index.1.html

Comparte