Carteles de cola en Barcelona

Barcelona es una ciudad unida a la cultura, la globalización, la modernidad, el respeto entre los pueblos y, como todos sabemos, cuna de muchos grandes artistas de todo tipo. El aarte, los espectáculos y artes escénicas, por tanto, encuentran en Barcelona un marco ideal para su puesta en marcha y desarrollo, puesto que el público consume muchos de los servicios ofrecidos por estos sectores económicos; tanto en lo profesional como en el ocio.

publicidad con carteles barcelonaCarteles cola en Barcelona para todo tipo de eventos

Por ejemplo, en Barcelona hay grandes e ilustres teatros, como el Grande Teatre del Liceu destaca sobremanera en la vanguardia no solo de la ciudad, sino europea y mundial. Muchos acompañan a este ilustre actor del panoráma de la música y las artes escénicas, en el que han sucedido las más famosas representaciones de ópera, y conciertos. También se citan conocidas salas de conciertos como Razzmatazz, antiguo Zeleste, lugar ideal para los grupos musicales que necesitan una sala media, quizás previa a posibles tiempos mejores en los que actuar en el Sant Jordi o en el Nou Camp; solo reservado para “unos pocos” artistas de talla mundial como podrían ser, por ejemplo, Madonna, Bruce Springsteen, Metallica, Bon Jovi, los Rolling Stones o U2. Seguroq ue olvidamos alguno, que también sin lugar a dudas incluirá Barcelona en sus plazas objetivo de conciertos.

Cine, Eventos, Ferias, salas de arte, pintura, tecnología, escultura y demás también tienen en Barcelona lugares de primera línea mundial como el Museo Picasso, la feria del Automóvil recién carteles de publicidad barcelonafinalizada o al Mobile World Congress organizada por la asociación GSM en la Fira de Barcelona. El Parque Güell, la Sagrada Familia o la Pedrera son ejemplos de momumentos ligados a artistas catalanes, que como no abren sus puertas a los miles y miles de visitantes u turistas que acuden a Barcelona en busca ed la cultura que ofrece la Ciudad Condal.

En lo cotidiano, y mes a mes o año, depende, todos estos espacios requieren de publicidad para comunicar su novedades, como nuevas exposiciones, nuevas representaciones y funciones, nuevos conciertos y eventos. Y uno de los métodos tradicionales, y por tanto más utilizados desde hace muchos años son los carteles publicitarios, que convergen con las noticias en los mass media y los anuncios en prensa y revistas.

Los carteles publicitarios suelen ser formato DIN A3 para la pegada en el exterior de comercios y facultades, en el caso de que hubiera público joven para el acto publicitado, y 70×100 o 100×170, formatos que definen la medida en centímetros de ambos carteles. Estos serían carteles con cola en Barcelona, es decir que se colocan con cola y no con cinta adhesiva como los primeros, y se ubican en espacios especialmente habilitados por los ayuntamientos. Son espacios cilíndricos que algunos llaman totems, otros pirulos, vallas…

Estos “pirulos” se encuentran diseminados de forma desproporcionada por toda Barcelona y, según lo dicho, acaparan publicidad que va rotando en función del momento, las novedades, etc.  y, como no las zonas en las que se encuentran en las que, por lógica, las hay de más paso de gente, más residenciales o menos, más de clase social alta, media o baja, más próximas al centro, más…las posibilidades de segmentación nos son infinitas; pero si muy variadas por la amplitud de la ciudad.

Hacer publicidad en estos espacios, ordenados y sin lugar a duplica en vía pública como en farolas, fachadas, mobiliario público, etc., lo cual generaría una multa por parte de las autoridades competentes, se encuentran en muchas ocasiones en puntos de mucha visibilidad, convirtiéndose en grandes aliados de la publicidad de los muchos artistas, de la ciudad, nacionales e internacionales,como no, para comunicar sus eventos y aumentar su público, ventas, etc.

Cabe citar que estos días, previos a elecciones, suelen encontrarse en estos espacios publicitarios carteles de elecciones, y que durante el año también veremos de teatros, discotecas, marcas de moda, etc. ya que no están restringidos a propuestas culturales, que si son las más habituales.

El formato para esta publicidad, como no, sigue siendo el papel, que cada “x” tiempo es retirado por el Ayuntamiento y reciclado, tras haber cumplido su cometido de ayudar de forma económica a los anunciantes, y de recibir la oferta cultural y estar informados para el gran público de la ciudad de Barcelona y visitantes.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *