Chile: un actor global en emprendimiento e innovación, por T. Pablo Exdelegado de Corfo en España

Chile una de las plataformas más atractivas para implantarse, crecer y prosperar, y fomenta el emprendimiento y la innovación

Chile ha apostado definitivamente por su integración en el mundo. La gran cantidad de tratados de libre comercio, acuerdos de complementación económica o el Acuerdo de Asociación Económica con la Unión Europea son testimonio de esta estrategia país iniciada a comienzo de los años noventa. Hoy es la Alianza del Pacífico la que centra la preocupación de las instancias chilenas en esta materia, junto con la Alianza Trans-Pacífico, Indonesia, o el análisis temático y la revisión de acuerdos en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).


Por Tomás Pablo

Exdelegado de Corfo en España


Esta apertura chilena, unida al buen ambiente de negocio que se respira, hace de Chile una de las plataformas más atractivas para implantarse, crecer y prosperar, ya que no sólo se aborda la plaza local, sino también las regionales, las del Asia Pacífico, y dependiendo de los nichos puede ser interesante cualquier nación con la que existan acuerdos comerciales.

Igualmente, Chile está empeñado en ser un referente mundial como polo de emprendimiento e innovación hacia al interior, lo que se considera un paso fundamental para acceder al estatus de país desarrollado. En este sentido se ha venido actualizando nuestro marco regulatorio, de tal manera que aquéllos que opten por la creación de riqueza, vengan de donde vengan, cuenten con las mayores facilidades para poder moverse y emprender.

TE PUEDE INTERESAR  Internet es como un gran hermano, pero en lugar de cámaras hay cookies

Nuevas ideas, nuevos mercados

Sin oportunidades no hay ni habrá Estado de bienestar; de ahí que las instituciones deban velar por que éstas se produzcan y puedan ser impulsadas por aquéllos que están dispuestos a asumir riesgos. No deben producirse vacilaciones: hay que apoyar sin reservas a quienes se arriesgan, tienen ideas, crean sus propias empresas, se lanzan, a quienes a lo mejor fracasan y se vuelven a levantar y lo intentan nuevamente. Chile está y debe estar abierto para apoyar a chilenos y extranjeros que reúnan estas características y generen empleos.

Asimismo, innovar se ha transformado en algo vital sobre todo porque ayuda a incrementar la productividad de las diversas actividades económicas que proliferan a lo largo de todos el territorio y que inciden en el crecimiento de la nación. Del mismo modo, a través de la innovación surgen nuevos bienes o servicios y, lo que es más importante, se produce nuevo conocimiento y capacidades que quedan disponibles para retos futuros.

Chile ya no es periferia, forma parte del centro de muchos sectores: minería, acuícola, alimentario, forestal, astronomía, turístico, financiero, comercio minorista, tecnologías de la información y las comunicaciones, sólo por mencionar los más visibles. Cada uno de ellos ha ido adaptándose a este nuevo escenario en el que buscan ser más competitivos para alcanzar mercados por todo el mundo.

Foco en la industria y reglas claras

Los más ágiles ya se han multilocalizado en otros países –la inversión de empresas chilenas en el exterior supera los 80.000 millones de dólares-, y la tendencia es que la salida a otros puntos del globo continuará.

Eso obliga a poner mucha atención en la industria, factor clave para contar con una buena investigación, desarrollo e innovación. Las innovaciones que se desarrollen hay que ponerlas a prueba en las factorías, para lo cual es indispensable contar con el talento adecuado que colabore mano a mano con estos centros de investigación y laboratorios.

TE PUEDE INTERESAR  Recursos que te serán de gran ayuda para emprender y trabajar desde casa

Chile está dando los pasos adecuados para transformarse en una verdadera peana que lo conecte con todos los continentes en las condiciones más favorables. Para ello, sus empresas deben ser competitivas y modernizarse conforme a los nuevos estándares que se demandan.

[]

Todo este trasiego está generando un sinfín de ocasiones para aquéllos que estén convencidos de que hay que moverse e intentar tener presencia en otros entornos que les permitan crecer y reforzar la supervivencia de la empresa en la que trabajan.

Chile es una economía dinámica y abierta, muy consciente de que su futuro descansa en la internacionalización. Es por ello por lo que, con mucho esfuerzo y tenacidad, intenta convertirse en un emplazamiento que la apoye e impulse, manifestación poderosa para aquéllos que buscan reglas claras, estabilidad política y seriedad económica.

Comparte

Write a Comment

view all comments