Claves para elegir el mejor termo eléctrico

 

Son tantos los modelos y características que ofrecen los termos eléctricos, que puede resultar un poco difícil elegir el más conveniente para nuestro hogar.

 Para intentar ayudar un poco con esa importante decisión, os ofrecemos las claves que no debéis pasar por alto a la hora de adquirir un termo eléctrico y que os serán de gran ayuda:

1. La capacidad de agua caliente sanitaria del termo eléctrico

Cuanta más cantidad de agua caliente utilicemos diariamente, mayor capacidad necesitará nuestro termo eléctrico. Los hay que pueden almacenar desde 50 litros hasta los que llegan a los 200 litros. Esta elección también dependerá del número de personas que vivan en casa.

Una media de consumo aproximado diario es de entre 2 y 5 litros para limpiar la vajilla, unos 5 litros para el lavabo (lavarse los dientes, la cara, etcétera) y un mínimo de 30 litros cada vez que nos duchamos.

2. La regulación de la temperatura del termo eléctrico

Hay dos tipos de termos según este criterio: los que tienen una temperatura fija, que no puede modificarse, y los de temperatura regulable.

Los primeros son más económicos y pueden ser una excelente elección si no nos importa que el agua se caliente a la misma temperatura durante todo el año. Los segundos tienen un mayor coste, pero permiten establecer una temperatura distinta, por ejemplo, entre invierno y verano, por lo que son muy convenientes cuando donde vivimos el clima varía considerablemente según la época del año.

TE PUEDE INTERESAR  ¿Es necesario hacer publicidad en Navidad...o ya funcionan solas las ventas?

3. La posición del termo eléctrico

Hay termos horizontales y termos verticales, que están especialmente diseñados para instalarse en una u otra posición.

Los horizontales son una buena opción cuando disponemos de poco espacio, los techos de nuestra casa no son altos o queremos “esconder” el termo en la parte alta de la pared. Pero en los verticales hay más variedad, son muy fáciles de instalar y con un mejor acceso para realizar cualquier reparación.

El que más se vende es el termo eléctrico estrecho, como este termo eléctrico estrecho vertical, que además de ofrecer un diseño super estrecho de tan sólo 27 centímetros de profundidad, es extremadamente silencioso.

4. El tipo de agua de nuestra zona

La dureza del agua es fundamental ya que las duras contienen más cal y pueden generar mayor
corrosión en la resistencia.

Por lo tanto, en ese caso es mejor optar por un termo en el que la resistencia esté envainada y
sin contacto directo con el agua. Para las aguas blandas, la opción más

Comparte

Write a Comment

view all comments