Cómo conseguir el mejor crédito rápido

Los créditos rápidos pueden ayudar a aliviar una situación delicada. Sobre todo cuando se acierta de pleno al pedirlo.

Cuando ocurre algo que no nos esperamos, como que se rompa la lavadora, nos pongan una multa o llegue una factura más alta de lo que nos esperábamos, normalmente llega en el momento menos oportuno. Bien cuando faltan algunos días para cobrar la nómina o cuando tenemos más gastos de los que podemos cubrir. Una situación que nos lleva a tener que pedir dinero prestado. Afortunadamente, hoy contamos con páginas web en las que se pueden pedir pequeñas cantidades de dinero para afrontar esos imprevistos, sin poner en riesgo nuestra economía.

Los créditos rápidos, también conocidos como créditos instantáneos o minicréditos, entre otros nombres, surgieron como una opción ágil y sencilla frente a los préstamos bancarios.

Se puede conseguir uno en apenas minutos, sin necesidad de presentar documentación, como ocurre con los bancos tradicionales. La mayoría de ellos ingresan el dinero en tu cuenta en menos de un día.

No obstante, hoy existen multitud de sitios que ofrecen estos créditos, lo cual es en parte una ventaja. Pero también hace que resulte complicado elegir el que nos interesa según el caso. Estos consejos te ayudarán a encontrar el crédito rápido que mejor se adapta a tu situación.

¿Para que lo necesitas?

Lo primero que debes pensar es cuál es el fin por el que te hace falta el dinero. Si es una cantidad pequeña pero te hace falta lo antes posible, lo mejor es buscar un sitio que de respuesta inmediata cuando hagas la solicitud. En cambio, si puedes esperar un poco más, o la cantidad que pasa necesitar es algo mayor, será mejor que busques entre aquellas que ofrecen algo más que un mini préstamo. Algunos sitios tienen una cantidad bastante limitada, mientras que otros pueden facilitarte miles de euros a pagar en cuotas mensuales.

Una vez que sabes bien lo que te hace falta y has encontrado las entidades que te pueden ayudar, es momento de dar el siguiente paso. Pero antes, hay algo muy importante a tener en cuenta.

Tu situación personal

Que el crédito sea rápido y no necesites presentar mucha documentación no significa que el dinero se preste en cualquier ocasión. Hay páginas que dan muchas facilidades, aunque debes estar libre de determinadas cargas, como por ejemplo no aparecer en listas de morosos o no disponer de ingresos regulares, como una nómina. Otras sí que aceptan estas peticiones, a cambio de pagar unos intereses más altos debido al riesgo que supone prestar a alguien con esta situación.

Si quieres evaluar tus posibilidades, además de encontrar consejos en materia de ahorro y economía, la página www.finanzasparatodos.es tiene información de utilidad en esta materia. Nunca está de más echar un vistazo para saber a qué te puedes atener si te hace falta dinero.

Como norma general, los requisitos para pedir estos créditos son ser mayor de edad, residir legalmente en el país y tener una cuenta bancaria a tu nombre. También puede que se solicite algún justificante de ingresos para demostrar que se puede pagar el crédito.

Nunca contraigas una deuda mayor de la que puedes

Es muy importante que seas responsable al pedir un crédito de cualquier tipo. Que los préstamos rápidos sean fáciles de conseguir, no significa que puedas estar pidiendo dinero sin necesidad, solo para pagar caprichos o cosas que no te hacen ninguna falta.

Si empiezas a pedir prestado y no usas el dinero de forma adecuada, tal vez te sientas tentado a volver a pedir dinero para pagar un préstamo anterior, o pedir una cantidad que haga que tu deuda sea mayor de lo que puedes cubrir. Esto solo hará que aumente, ya que si te retrasas en los pagos, aunque solo sea un día, los intereses de demora se sumarán al dinero que debes. El resultado puede ser un problema bastante grave.

Lo mejor es saber cuál es tu capacidad financiera, ingresos y gastos fijos, y después pedir lo que te haga falta cuando sea el momento. Sabiendo que puedes pagar el crédito cuando llegue el plazo, evitarás muchos problemas.

Aprovecha los comparadores y las promociones

Una vez que sabes lo que te hace falta, qué condiciones cumples y te has asegurado de que puedes afrontar el pago, llega el momento de elegir una empresa que te ofrezca el préstamo. Si tienes que ir una por una, mirando condiciones y comparando cuál es la que más te interesa, perderás demasiado tiempo. Por eso, lo mejor es hacer uso de los comparadores que hay en Internet. Estos reúnen todas las páginas y las clasifican según los criterios que prefieres, por ejemplo condiciones, plazos o cantidad máxima que se puede solicitar. Después basta con seleccionar la que prefieres para entrar y contratar allí el crédito.

También es interesante que, al haber una gran competencia, algunas de estas páginas ofrecen minicreditos gratuitos. Es decir, que si pides dinero y es la primera vez, puedes evitar el pago de intereses y comisiones, teniendo que devolver solamente la cantidad que has pedido. Otras ofrecen mejores condiciones a medida que te haces una buena ficha de cliente, como intereses más bajos o cantidades de dinero más altas, siempre y cuando cumplas con tus obligaciones en los préstamos anteriores. De este modo, puedes encontrar de forma más fácil el crédito que necesitas y hacer frente a la situación.

buzoneo publicidad

En resumen

Aunque hay una gran cantidad de páginas que ofrecen préstamos rápidos y sin papeleo, no significa que estén regalando el dinero. Un crédito siempre es un compromiso que debes atender. Así que úsalo solo cuando realmente te haga falta, porque de lo contrario lo único que conseguirás será endeudarte cada vez más, hasta convertirte en una persona a la que nadie le prestará dinero. Y si llega el día en el que de verdad lo necesitas, te encontrarás en un grave aprieto.

Utiliza las herramientas que hay a tu alcance de forma adecuada. Así podrás afrontar imprevistos sin arriesgar tu economía.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *