Cómo crear un plan de viabilidad para una empresa

 

Un plan de viabilidad es aquel documento en el que se va a ver reflejado el contenido de un proyecto empresarial que se va a poner en marcha. Este se desarrolla desde la definición de la propia idea, hasta la forma en la que se llevará a cabo la misma. Veamos cómo hacer un plan de viabilidad de manera correcta.

Objetivos de un plan de viabilidad

El plan de viabilidad se debe entender como un “todo”. Esto quiere decir que todos sus puntos, desde el primero hasta el último, deben ser analizados y entendidos de manera global, pues se encuentran estrechamente relacionados entre sí.

A la hora de llevar a cabo el plan de viabilidad de una empresa, lo ideal es contar con el apoyo de una Asesoría estratégica, pues se trata de profesionales que están preparados para desarrollar el plan teniendo muy presentes todos los objetivos del mismo.

Y es que los objetivos que se desprenden de un plan de viabilidad son muchos, tanto internos como externos.

Dentro de los objetivos internos se encuentran el prevenir una posible situación de insolvencia empresarial. Además, también facilita diagnosticar otro tipo de problemas, adoptando las medidas de saneamiento necesarias para el negocio, como, por ejemplo, una reestructuración empresarial.

Por otro lado, también facilita el establecimiento de medidas para reflotar a la empresa, mejorar el clima laboral, la productividad, la competitividad y la calidad de los servicios. Además, permite identificar oportunidades para la innovación empresarial.

servicios que necesita una empresa

Adicional a esclarecer la viabilidad del proyecto, este documento también sirve como tarjeta de presentación de la empresa, pues no solo se explica el contenido del proyecto, sino que se habla de quiénes van a impulsarlo.

TE PUEDE INTERESAR  La oficina del Dato pieza clave en la transformación digital

De ahí se derivan ciertos objetivos externos, pues la presentación del plan de viabilidad de una empresa es un requisito indispensable para conseguir financiación ante diversas entidades. También para intentar capitalizar el negocio atrayendo a nuevo socios y para tratar de conseguir fondos provenientes de bussines angels, inversores externos, etc.

Con qué debe contar un plan de viabilidad

Antes de explicar cómo hacer un plan de viabilidad, hay que aclarar que el contenido incluido en este documento variará en función de la actividad empresarial de cada empresa. Sin embargo, hay ciertos aspectos que siempre deben estar presentes.

1- El alcance del proyecto, estableciendo los límites del mismo con el fin de no desviarnos del objetivo principal.

2- Debilidades y fortalezas del proyecto.

3- Establecimiento y recogida de las necesidades de todos los sectores implicados.

4- Orden de prioridades, cuestionamiento del empleo de las estructuras existentes, así como de las alternativas, planteamiento de soluciones necesarias a problemas que pudiesen surgir.

5- Valoración de la viabilidad del proyecto, examinando la rentabilidad con un resumen de costes y estimación de beneficios.

6- Justificación del plan de viabilidad de una empresa, gracias a una revisión del mismo. Esto permite tomar la decisión de si es favorable o no, aprobándolo o llevando a cabo las modificaciones pertinentes.

Cómo hacer un plan de viabilidad

La explicación a cómo hacer un plan de viabilidad se basa en responder al contenido de cada uno de sus apartados.

Definición de la actividad a realizar

Dentro de este apartado hay que exponer la explicación de la idea. Para ello, se desgranará en varios aspectos:

* Datos del promotor o responsable del proyecto.

* Idea de negocio.

* Descripción de los productos y servicios que se ofrecen.

* Imagen que se quiere trasmitir y establecimiento del público objetivo.

* Establecer la ubicación del negocio.

* Indicar quiénes son los proveedores.

TE PUEDE INTERESAR  Reformas en casa, un cambio necesario

Estudio de mercado

Es imprescindible conocer si existe un hueco en el mercado para esta nueva actividad empresarial. Una vez establecido que así es, habrá que analizar:

* A los clientes a los que va destinado el producto.

* A la competencia, conociendo lo más específicamente posible a aquellos que realizan la misma actividad o venden los mismos productos.

Plan de operaciones

En el plan operativo habrá que analizar y aportar información referente a ciertas necesidades. Entre ellas están las referidas a:

* Recursos humanos: puestos de trabajo necesarios, tipos de contrato, conocimientos, etc.

* Recursos materiales: mobiliario, oficina, equipos informáticos, maquinaria…

* Política de producción: medios técnicos, procesos de fabricación, aprovisionamiento, etc.

* Política de realización: organización, distribución de trabajo, etc.

Plan de Marketing

Dentro de este apartado se debe definir la política comercial, es decir, las estrategias a implementar para introducir los servicios o productos y alcanzar los objetivos de venta.

Para ello, dicha política debe establecerse en base a cuatro factores imprescindibles:

* El producto.

* El precio.

* La distribución.

* La comunicación.

Plan económico-financiero

Cualquier plan de viabilidad debe contar con este apartado económico-financiero, donde se especificará:

* El plan de inversión, donde se detalla el volumen de recursos económicos esenciales para que el proyecto pueda comenzar a andar.

* El plan financiero, que debe contener 3 estados financieros: la cuenta de previsión de tesorería, la de resultados provisional y el balance de situación.

Trámites

El último apartado del plan de viabilidad de una empresa consiste en recoger todos los trámites societarios, fiscales y las subvenciones a las que se está acogido.

Respondiendo lo más detalladamente a todos estos epígrafes, ya se contaría con un plan de viabilidad completo.

 

Redacción: Laura Morales

 

 

Comparte

Write a Comment

view all comments