Cómo trabajar cómodamente en casa con tu oficina doméstica

Convierte ese rincón en el que trabajas en un espacio agradable donde mejorar tu rendimiento.

El teletrabajo se ha convertido en una de las formas de ganarse la vida más habituales. Cada vez son más las personas que trabajan desde casa. Normalmente realizando trabajos de oficina, por lo que suelen contar con un espacio en el que pasan una parte importante del día. A veces, bien por falta de tiempo o por alguna otra razón, estas oficinas domésticas son frías y poco atractivas, lo que puede afectar incluso al rendimiento laboral.

decoracion de oficinasSi trabajas desde casa, sigue estos  consejos para decorar tu oficina y verás como rindes mejor.

Busca muebles sencillos y funcionales

Lo primero que debes hacer es seleccionar el mobiliario con el que trabajar. Puede que te parezca buena idea tener el portátil sobre las piernas mientras estás en el sofá, pero con el tiempo seguro que acabas por no saber cómo ponerte. O que pienses que puedes guardar la documentación en cualquier mueble de la casa, hasta que necesitas coger algo y no lo encuentras porque los papeles conviven con elementos más propios de tu vida personal

Por eso, debes equipar tu oficina, aunque se trate de un pequeño rincón, con muebles adecuados, como un par de sillas confidentes y un escritorio en el que poner el ordenador y tus útiles de trabajo. Lo ideal es que todo tenga un sitio y puedas acceder a ello sin tener que levantarte de la silla.

Combina los materiales para crear una sensación acogedora

Si trabajas desde casa, tienes la oportunidad de romper con la frialdad que tienen a menudo los edificios de oficinas. Por eso, no trates de crear la atmósfera de un centro de trabajo convencional. Mejor aprovecha y combina elementos de tu casa para fundirlos con tu oficina doméstica. Si has decidido vivir en casas de madera baratas, elige también estos materiales para el equipamiento de tu despacho. Verás que te resulta mucho más agradable levantarte y empezar a trabajar, porque no dejarás de sentir que estás en casa. Una cosa es que no permitas que la comodidad sea extrema, y otra que no te des el lujo de trabajar en un entorno en el que te sientas a gusto.

No abuses de los colores

Utilizar combinaciones de colores sencillos no tiene por qué hacer de tu oficina un espacio aburrido. Puedes crear un rincón moderno con muy poco. Por ejemplo, eligiendo el blanco como color principal y añadiendo ciertos detalles como una lámpara, un marco o la alfombra en colores vivos. Si está junto a una ventana, aprovecha la luz natural para crear sensación de amplitud.

¿Quieres darle un toque de alegría? Nada como una pequeña planta natural para lograrlo. Le aportará al espacio un bonito color verde y además ayuda a renovar el aire sin que te des cuenta. Si no quieres estar pendiente de regar y cuidar la maceta, elige un cactus o una planta carnosa, que solo necesitan un poco de agua un par de veces al mes. También puedes recurrir a plantas artificiales, aunque el efecto no es el mismo.

buzoneo publicidad

Evita la aglomeración

Aunque hay muchos más consejos para decorar tu oficina doméstica, terminamos con uno que es fundamental. No cargues innecesariamente tu espacio de trabajo, porque lo único que conseguirás será tener que estar retirando cosas cada vez que tengas que hacer algo. El concepto de minimalismo, que tan de moda está en la decoración de viviendas, funciona muy bien a la hora de crear un espacio de trabajo agradable y eficiente, que te permita rendir al máximo en tu jornada laboral. Al fin y al cabo, aunque sea desde casa tendrás que cumplir con lo que te pide el jefe.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *