¿Comprar medicina online? Una opción que comienza a ganar peso en la red

Acudir a una farmacia ya no está siendo una obligación para quien necesita medicamentos.

parafarmaciaEn los últimos años, el e-commerce se ha convertido en un engranaje más de nuestra rutina diaria. Las tiendas online nos permiten comprar productos de toda clase y disfrutar de la comodidad de no tener que desplazarnos a ninguna parte. Acudimos a una web, echamos un vistazo al catálogo, cogemos lo que queremos, pagamos y esperamos a que llegue.

Es algo que se ha extendido por muchos sectores, permitiéndonos comprar de todo sin tener que movernos del salón de casa. ¿De todo? En realidad no. Hay ciertos productos que siguen sin poder comprarse a través de páginas web, pero esas barreras que lo impedían poco a poco están cayendo.

Imagina que necesitas Sildenafil o cualquier otro medicamento, ¿qué haces normalmente? Acudes a una farmacia con la receta de tu médico, hablas con el farmacéutico y te da la caja o cajas que necesites para seguir el tratamiento. En ocasiones es algo que no requiere receta, ya que todo depende del tipo de medicina; pero siempre, siempre, acudes al mismo tipo de negocio para hacerte con ella.

¿Y por qué no comprarla a través de internet? Lo cierto es que este siempre ha sido un tema delicado, puesto que la venta de medicamos online no es algo que se haya permitido en nuestro país. Aun así, poco a poco se están levantando las barreras y permitiendo este tipo de comercio. Sí, ya comienza a ser posible comprar medicina por internet.

Tienes un buen ejemplo de ello en el portal online Uomosalute.org, aunque también existen otras opciones disponibles a lo largo y ancho del océano digital, dispuestas a hacerte la vida un poco más fácil y a que puedas recibir el tratamiento que necesitas sin tener que moverte de casa, con todas las comodidades que garantiza el entramado de internet.

¿Es buena idea comprar medicamentos por internet?

Todo depende de la perspectiva a través de la que se mire. Si compras medicamentos por internet, la principal ventaja que tienes es la de la comodidad. En lugar de tener que desplazarte a ninguna parte, solo tienes que entrar en una web y echar un vistazo a lo que tiene, dar con lo que necesitas y pedirlo para que llegue a tu domicilio o donde decidas sin ninguna clase de problema.

Es algo que supone una gran ventaja ya que, para empezar, no entiende de horarios. No importa que sean altas horas de la madrugada o primera hora de la mañana, porque internet no cierra y tampoco lo hacen las webs, por lo que puedes hacer tus pedidos sin ninguna clase de problema. Además, el poder hacer el trámite desde el teléfono móvil le da un punto a favor de esta comodidad tan interesante.

 

Por otra parte, te ayuda también a obtener toda la información que necesitas sobre el medicamento. ¿Quieres conocer los efectos secundarios de la Kamagra? Echas un vistazo a su ficha en la página en cuestión y accedes a todos los detalles que necesitas. Algunos portales cuentan incluso con los prospectos digitalizados para que puedas leerlos al completo y sin complicaciones.

El único inconveniente que tienen estas páginas es que no cuentan con un profesional atendiéndote al momento de hacer la compra. En una farmacia, el farmacéutico puede ofrecerte alternativas más económicas o incluso explicar qué puede ir mejor para tu caso en función de las dolencias y/o molestias que tengas.

Además de esto, otro posible inconveniente es que no haya webs en tu idioma. En España, por el momento, la línea es bastante difusa y todavía no hay muchas que comiencen a vender medicamentos a través de la red, es en el extranjero donde más se promueve esta clase de iniciativa, permitiendo importar hacia aquí pagando los costes derivados del transporte.

No nos vamos a engañar. Acudir a una farmacia siempre será la mejor opción a la que recurrir por la atención que recibirás, el consejo y, por supuesto, porque es la única vía posible en el caso de que tu médico te mande una receta para comprar determinadas medicinas. Es la vía más tradicional y a veces la menos cómoda, pero también se convierte en la única posible en muchas ocasiones.

 

Por esta razón, la compra de medicamentos online todavía sigue sin extenderse. Es cierto que, como te acabamos de explicar, cada vez hay más facilidades para conseguirlo y que las comodidades que arroja esta opción son algo imposible de otro modo; pero también que todavía hay ciertos baches que impiden aprovechar esta opción al máximo.

¿Puedes hacerlo? En ese caso, no dudes en acudir a estos portales que te brindan la oportunidad, ya que la inmediatez, la cantidad de información y, sobre todo, la comodidad, son algo incomparable.

Write a Comment

view all comments