De la tienda de la esquina a la pantalla del ordenador: la transformación del negocio tradicional

Hasta hace pocos meses, al pasear por la calle de cualquier ciudad de España era habitual ver locales de antiguos negocios cerrados y/o con el cartel de “Se alquila” o “Se vende” colgado de sus fachadas.

ecommerceLa crisis económica que ha asolado a casi todo el mundo en el último lustro se cebó, en nuestro país, especialmente, con el pequeño comercio minorista. Según fuentes del sector, hasta el pasado año, más de 40.000 pequeñas tiendas habían cerrado sus puertas.

Estos datos contrastan con las buenas cifras que está cosechando el ecommerce y que, según datos del Ministerio de Industria, seguirán incrementándose en los próximos años. Por ello, no es de extrañar que muchos negocios, a la vista de esta tendencia, hayan decidido dar el salto a Internet y lanzar su propia tienda online. Moda, tecnología, entradas, billetes de transportes son algunos de los productos que más se venden a través de la red.

Sin embargo, hay otro tipo de productos, que tradicionalmente se han asociado a espacios físicos y que, hasta hace no demasiado tiempo, era impensable ver en Internet. Por regla general, los usuarios no creían posible poder comprar ciertos artículos sin poder probarlos de antemano. No obstante, hoy en día es una realidad: todo se puede comprar a través de Internet.

Hace poco era muy improbable que una persona comprar ciertos artículos online. Querían ver cómo eran, probarlos y comprobar si se ajustaba a sus necesidades. La moda abrió el camino y, ahora, gracias a la rapidez y comodidad de las compras online y la facilidad de devolución, adquirir estos artículos a través de la red resulta un hecho habitual”, explica Marc Schillaci, CEO de Oxatis.

Uno de los sectores que ha visto como la venta a través de la red era una de sus tablas de salvación ha sido el de los muebles que han pasado de tener una pequeña tienda con un espacio para la exposición y un catálogo con el resto de su colección a poder exhibir todos sus productos a través de su portal. Este es el caso de Confort Online, el proyecto digital de Muebles López, para satisfacer las necesidades de compradores de todos los puntos del mundo.

Una vez superados los prejuicios, lo cierto es que la compra de sofás, camas, mesas de cocina y canapés a través de Internet es un negocio al alza y los visionarios que apostaron por vender online y usar herramientas específicas han visto cómo daba sus frutos. En el caso de Confort Online, MarketPlace Manager, incluida en la solución de Oxatis, ha supuesto el canal de entrada de más del 41% de sus ventas.

Respecto a las dudas iniciales que puedan tener los compradores, desde la compañía lo tienen claro: “Ponemos a disposición de nuestros clientes numerosos métodos de pago seguro, como la transferencia bancaria, la tarjeta bancaria, el pago contra reembolso, el pago por PayPal, y entregamos nuestra mercancía de forma totalmente gratuita, montada y revisada por el líder del sector del reparto de mobiliario en la venta online a nivel nacional. Todos estos elementos tranquilizan a nuestros visitantes durante todas las etapas del proceso de pedido, lo que nos permite obtener una buena tasa de conversión”.

También  ha ocurrido en el sector de la cosmética, el bienestar y la belleza en el que comerciantes tradicionales han encontrado en Internet un nuevo lugar donde comercializar sus productos, venciendo las reticencias de los clientes. En esta ocasión, tonos, texturas, acabados… son los principales puntos que los usuarios tienen en cuenta y lo que suponía un hándicap a la hora de vender online.

Estas fueron algunas de las reticencias que encontró Yolanda Quintana, la propietaria de JP&Y: “Los productos de cosmética que ofrecemos en la tienda online son específicos para cada tipo de piel y aportan cada uno un beneficio distinto, por lo que a veces a los clientes les pueden parecer un poco técnicos. Además, el sector de la cosmética es un sector muy competitivo, por lo que a menudo los clientes necesitan información sobre los productos para decidirse a comprar una marca u otra. Por ello, nuestra estrategia se ha basado en aportar al cliente toda la información posible con respecto a la eficacia del producto para que se decida a comprar nuestra marca y poder así desmarcarnos de la competencia”, explica. Algo similar ocurrió en el caso de BlueSilk Cosmetics, otra empresa dedicada a la comercialización de cosméticos.

¿Quizás te interesen las nuevas noticias en SOCIALetic.com?



[gigya src="https://www.youtube.com/v/XNElBp8e3J4" flashvars="autoplay=1" type="application/x-shockwave-flash" width="560" height="315"]


buzoneo publicidad

Con este tipo de artículos, resulta fundamental poder aclarar todas las dudas de los usuarios y ofrecer consejos sobre su uso. Por ello, es imprescindible establecer varios canales de comunicación con el cliente que funcionen realmente bien. De ahí que contar con una solución que proporcione herramientas multicanal sea absolutamente necesario”, aclara el CEO de Oxatis.

Ser capaces de vencer los prejuicios de los consumidores, acostumbrados a entrar en la tienda física y ver y probar los productos, garantizándoles un servicio cuidado y la rapidez y comodidad de comprar desde casa es el primer paso para que un negocio de los de toda la vida se abra camino en Internet, como ya han hecho algunos comercios de muebles y de cosméticos.


  Sigue las Noticias de SOCIALetic.com | 10º ANIVERSARIO