Disponer de dinero rápidamente con los préstamos a corto plazo

En la actualidad ante la gran crisis económica que viene afrontando casi toda Europa, una de las mejores soluciones que se han presentado para muchas personas es la de recurrir a los préstamos rápidos, los cuales ayudan a salir de los gastos imprevistos que en algunas veces suelen aparecer.

Lo mejor de los créditos rápidos es que nos pueden ayudar a financiar y a acabar con algunos gastos puntuales de la casa, de nuestro coche o de nuestro negocio. Ya que hay bancos y muchas otras entidades financieras conceden préstamos en solo un par de minutos también existen otras entidades que brindan préstamos vía online, los cuales se clasifican también como mini préstamos.

oportunidades de credito para empresas

Sin embargo una de las principales evaluaciones que debemos hacer antes de solicitar una entidad financiera es la de realizar comparaciones entre un banco y otro y verificar cuál está preparado para atender tus necesidades particulares.

Beneficios que obtenemos con los préstamos rápidos

  • Las ventajas que podemos obtener de los préstamos rápidos son infinitas. Empezando que son anticipos de dinero para pagarlos a corto plazo, de esta manera podemos cubrir algunos gastos imprevistos o en todo caso contamos con la opción de realizar algunas compras necesarias o extraordinarias.
  • Lo mejor de todo es que podemos contar con la opción de solicitar en muchos casos hasta 500 euros y pagarlos al cabo de 30 días y un beneficio extra es que no necesitamos contar con una nómina, ya que se pueden solicitar con otro tipo de fuentes de ingresos y además contar con la posibilidad de obtener rápidamente el dinero en efectivo que estamos necesitando.

Financiamientos rápidos y sin nómina

Esta nueva facilidad presentada por las entidades como lo son wonga.es, nos ayudan en gran medida, pues son préstamos de urgencia que podemos pagar en corto plazo y que solicitan al cliente los requisitos mínimos.

Para contar con un préstamo rápido, es necesario:

  • Ser mayor de edad para un crédito.
  • Contar con un teléfono móvil.
  • Tener una tarjeta de debito donde se le pueda ingresar el dinero.
  • Un correo electrónico para recordatorios.

A pesar de estos requisitos mínimos, de igual manera va a ser necesario contar con ingresos recurrentes, aunque no se trate de una nómina, ya que podría ser una pensión que recibimos todos los meses o en todo caso cualquier tipo de prestación que recibamos por desempleo o subvención.

  • Ingresos: En los bancos será imprescindible que cuentes con tus fuentes de ingresos domiciliada en la cuenta corriente que brindes al llenar la solicitud con tus datos personales, de igual manera es importante que cuentes con una tarjeta de débito que guarde relación con dicha cuenta bancaria.
  • Morosidad: Antes de brindarte el préstamo, la entidad bancaria también verificará si te encuentras en la lista de morosos.
  • Solvencia económica: Si cuentas con la facilidad de demostrar tu solvencia económica, pues entonces te será mucho más rápido recibir una respuesta positiva a tu financiamiento de corto plazo.

Facilidades de los préstamos bancarios

Una de las grandes facilidades que también brindan las entidades bancarias es el hecho de que nos ofrecen la opción de poder conseguir dinero en efectivo de una manera muy fácil y rápida, ya que después de la solicitud, simplemente habrá que utilizar los cajeros del banco y revisar nuestra cuenta luego de 24 horas. A pesar de no tener una cuenta bancaria en la entidad donde se solicita el dinero, de igual manera se podrá retirar el dinero de otros cajeros.

Recuerda que si vas a usar este tipo de servicios bancarios, solamente debes solicitar dinero rápido cuando se te presenten algunas situaciones especiales que en verdad te sean difíciles de manejar y cuando efectivamente no tenemos otra alternativa para conseguir el dinero que estamos solicitando. Pues recurrir a este nuevo sistema de préstamos resulta muy útil para muchos casos de necesidad esporádicos, sin embargo no se recomienda que la solicitud de estos préstamos sean de uso habitual, pues es mejor evitarlo para no terminándonos de endeudar demasiado y por mucho tiempo, ya que al final podemos terminar pagando mucho más de los que imaginamos al principio.

Comparte