Distributed cloud, una tendencia al alza en 2021

https://pixabay.com/illustrations/monitor-binary-binary-system-1307227/

La distributed cloud es una de las tendencias más importantes del 2021, que puede ser realmente útil para el mundo de los negocios.

¿Qué es la distributed cloud?

También conocida como “nube distribuida”, es una plataforma de cloud computing que está disponible entre varias máquinas que, en sus sedes físicas, aparecen en localizaciones diferentes, aunque se conectan entre todas a una única red central, que es la que se conoce como la “hub service”.

Desde Gartner ya se considera que esta tecnología es una de las tendencias más importantes en este 2021. La explicación es simple: al descentralizar la nube, se permite una mayor eficiencia en el rendimiento de la gestión informativa. Sin embargo, se mantiene un control centralizado a través de una única red, algo que facilita la operatividad.

Este tipo de nubes tiene una serie de ventajas:

Alta distribución. Se pueden conseguir varias ubicaciones para alojar los servicios de la nube, disponibles en una red central.

Bajos riesgos de operatividad. Si bien habrá una conexión hacia un servidor, lo importante es que se cuenta con subredes locales que operan de igual manera. Es decir, bajan los riesgos de fallos al tener un “respaldo” físico en cada una de ellas.

Baja latencia. Se mantiene el acceso instantáneo a los datos masivos, tal y como sucede con cualquier cloud. Por ende, los recursos siempre se utilizarán de manera eficiente.

Gestión. También continúa la posibilidad de controlar la infraestructura correspondiente a las nubes públicas y privadas.

TE PUEDE INTERESAR  Tecnología en la Nube ¿parcialmente nublada?

 

El futuro de la nube distribuida

Actualmente, muchas industrias, sin importar su rubro, se apoyan en la nube para que su contenido generado sea instantáneo y de acceso masivo. Desde la industria gamer hasta las empresas de seguridad recurren a este servicio de almacenamiento con diferentes objetivos.

El cloud gaming utiliza la nube para ofrecer una gran cantidad de videojuegos en línea a través de un hardware remoto, mientras que las empresas de videovigilancia guardan las imágenes retransmitidas en tiempo real por cámaras Wi-FI o cámaras IP. Por lo tanto, es una tendencia en alza que con esta nueva versión distribuida, se espera que capte aún más sectores.

En cuanto a los posibles usos, podría cubrir absolutamente todo. La posibilidad de combinar las sedes “físicas” con los servidores en nube brinda la misma accesibilidad que las formas tradicionales, pero respaldando un lugar físico para evitar inconvenientes.

Ahora, no hará falta crear centros especializados en distintos países, sino que se puede fomentar la expansión de la infraestructura sin necesidad de tener centros de datos físicos en lugares, pues las subredes respaldarán los datos digitales.

La posibilidad de que la cloud distribuida aumente en popularidad durante este año vendrá de la mano con la necesidad de que los centros de datos estén en cualquier lugar y se necesite una mejor calidad de conexión, de forma tal que afectará positivamente a las empresas y a los usuarios finales.

 

Comparte

Write a Comment

view all comments