El impacto de las nuevas tecnologías en la educación

 

En la actualidad, el siglo XXI es reconocido como la centuria de la información. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), hace varias décadas, llegaron para implementarse y consolidarse. Hoy en día, son tendencia y con más razón aún desde que surgió la pandemia global. Estas nuevas tecnologías forman parte de nuestras vidas de forma cotidiana en todos los ámbitos imaginables. Tanto en ciencia, como en el mundo empresarial o en las diferentes actividades de ocio diario, recurrimos constantemente a aplicaciones, webs, buscadores etc. Muchas empresas destinan recursos e inversiones para mejorar eficazmente los productos que reclaman sus clientes. En el ámbito de la educación, esto último también sucede.

Aprende a incorporar las tecnologías a tu práctica docente con el Máster educativo en innovación tecnológica. Existen una infinidad de salidas laborales con un máster de este tipo. Cada vez son más las academias, colegios y universidades conscientes de la importancia de las nuevas tecnologías en la educación. Lo que hasta hace pocos años se consideraba el futuro, ya es una realidad.

En los meses de confinamiento que padecimos el pasado 2020, muchas pequeñas y medianas empresas de todos los sectores tuvieron que cerrar. Sobrevivieron e incluso mejoraron su situación, todas aquellas que contaban con la tecnología necesaria para que sus trabajadores siguieran trabajando en remoto, sin necesidad de acudir a la oficina. Con respecto a la educación, quien supo adaptar su oferta educativa y ofrecer clases online, pudo seguir adelante. Muchos educadores, academias y universidades son conscientes de la importancia de las tecnologías hoy en día, y debido a ello ofrecen sus clases tanto presencialmente como de manera online.

TE PUEDE INTERESAR  ¡Bienvenido a My Tripling Personal Assistant!

Beneficios del aprendizaje online

Las ventajas de la enseñanza online son múltiples y variadas. Ofrecen un cambio evolutivo con respecto a la educación tradicional. Desde el siglo XV hasta el siglo XX, la enseñanza era más memorística que la actual y el docente ejercía como única fuente de saber sobre las materias que impartía. Con el nacimiento de la sociedad de la información, el papel del docente se encuentra enfocado a ejercer como guía o facilitador. En el siglo actual en el que vivimos, el protagonista de los procesos de enseñanza y aprendizaje es siempre el alumno. Los colegios, academias y universidades que cuentan con tecnologías de la información disponen de una infinidad de recursos para ofrecer al alumno un aprendizaje personalizado, participativo y significativo.

Mediante el uso de metodologías activas en constante renovación, el profesor, a lo largo del curso, podrá monitorizar y evaluar los procesos de aprendizaje de cada alumno, ofreciendo más recursos y competencias de manera personalizada y eficiente.

En definitiva, el aprendizaje online con respecto a la educación tradicional ha supuesto un avance significativo y altamente beneficioso, tanto para profesores como para alumnos. La educación online mediante foros, videos, emails, biblioteca virtual etc. facilita una mayor participación de todos los miembros de la comunidad educativa. Todo el entorno educacional puede disfrutar de las herramientas, recursos y competencias que se obtienen mediante el uso de las tecnologías de la información (TIC) facilitándose enormemente los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Comparte

Write a Comment

view all comments