El marketing de contenidos ha de ser natural… y humano, por Lucas Grimi

Lucas Grimi, especialista en SEO y marketing de contenidos, nos explica en este artículo por qué estas herramientas de marketing deben utilizadas de forma natura…y humana por tanto.

El SEO está cambiando cada día y según se alternan los algoritmos de Google, algunos ya hablan de la desaparición o la muerte del SEO. Pero sabemos que esto no es así, sencillamente es que la reglas de juego han cambiado.

Por Lucas Grimi, Director de  Nexo Creativo, agencia de marketing online sostenible

El Nuevo SEO

Las buenas noticias es que ya no se puede hacer un linkbuilding desnaturalizado, automático o irrelevante. Los ojos del buscador se han afinado y esta antigua práctica de black hat pasa al gran listado de prácticas obsoletas. El pagerank -actualizado oficialmente este mes tras once meses sin hacerse público- sigue elaborándose gracias a la relevancia de las páginas que nos enlazan… pero no es este el único parámetro para mejorar el posicionamiento.

Poco a poco nos estamos moviendo a otro escenario, un escenario de donde la inteligencia artificial comienza a tener más y más protagonismo. El próximo paso es la web semántica o 3.0 y esto significa que los algoritmos de búsqueda entenderán -o al menos eso se pretende- la manera en qué buscamos y cómo eso se relaciona o no con los contenidos afines. Empieza a tener más y más peso el factor humano… otra buena nueva del cambio en el SEO.

Ya lo dijo Matt Cutts, no se trata de hacer que los enlaces ‘parezcan naturales’ sino que lo sean. Pero todo el mundo conoce la dificultad de conseguir estos enlaces o dicho de un modo más preciso, ser citado en más y más webs. Y para eso no hay mejor remedio que acercarse abierta y humildemente hasta las necesidades de nuestros usuarios. Esto quiere decir ser capaz de investigar, leer, consultar y contrastar cuáles son las motivaciones, intereses y tendencias que están emergiendo en el entorno de comunicación al que nos dirigimos. Esta apertura ha de transformar nuestra forma de hacer, incluso antes nuestra manera de enfocar lo que hacemos.

Un marketing más humano

Está claro que hay unos objetivos que cumplir, unas métricas que respetar, y una cuenta bancaria que llenar 😉 pero no podemos perder de vista que detrás de las tecnologías, detrás de las búsquedas, detrás de los algoritmos estamos personas sentadas -o de pie en el metro con smartphone o tablet- frente a pantallas relacionándonos, creando, intentando sacar adelante proyectos de distintas índole que al final remiten a la realidad de átomos, no a la de bits. Y este es el enfoque que hemos de recordar: el hincapié en lo humano, en los valores que nos ayudan como individuo y cómo colectivo que somos.

Este espacio de interacción y recordatorio de lo humano es la web social. Blogs, wikis, redes sociales y toda la gama de plataformas híbridas donde las personas interactúan y colaboran, allí es donde está el verdadero SEO.

Y claro, aquí hay una pequeña controversia, ya que oficialmente los enlaces de redes sociales no cuentan para el posicionamiento, según afirman los mismos responsables de Google (se lo pregunté personalmente a Javier Perez hace dos semanas en el Google Partners de Barcelona). Sin embargo, en la práctica estamos experimentando algo distinto y es que cada cuánta más interacción en las redes sociales, mejor es el posicionamiento. Incluso cuando esta interacción no tiene un ningún reflejo en webs fuera del universo del social media (conozco casos así).

[
]

Lo importante es

En la web social la interacción directa, la posibilidad de conocernos un poco más y saber casi en tiempo real si lo que hacemos está en consonancia con nuestra audiencia nos devuelve al punto focal: lo humano. Para que sea compartido nuestro contenido ha de ser humano, ha de tener en cuenta a quién nos lee, o mira nuestras infografías o vídeos, de una forma más íntegra, más auténtica. Esto es lo que a final de cuenta nos traerá los enlaces naturales: ser natural, ser humano.

Comparte