El rol del deporte para fortalecer la cultura corporativa

 

La mayoría de compañías están enfocadas en desarrollar estrategias para incrementar sus ventas. Sin embargo, hacer deporte o algún tipo de actividad física en el lugar de trabajo no forma parte de las prioridades institucionales.

Esto representa un problema para las organizaciones, ya que el impacto del deporte en el trabajo puede ser un signo positivo que genera entusiasmo y eleva la moral del equipo.

cultura deportiva corporativa

Desarrollar una cultura deportiva corporativa 

La población europea es cada vez más sedentaria. La mitad de los ciudadanos (46%) mayores de 18 años no hace ningún tipo de actividad física cuando terminan su horario laboral. El sedentarismo trae como consecuencia el absentismo laboral, que consiste en abandonar el lugar de empleo y desinterés por los deberes. 

Según Melissa del Buono, experta en Deporte Corporativo de Pazziperilfitness.it en Italia, solo el 4 % de trabajadores activos practican deporte durante su horario laboral. Existe una creciente necesidad por sensibilizar a las compañías sobre la importancia de invertir en deporte porque influye sobre factores como descubrir nuevos talentos, evitar la procrastinación y fortalecer el compromiso con la organización. Asimismo, incrementa la productividad hasta un 14 % en comparación con empleados inactivos que trabajan en un escritorio.

Si un empleado practica ejercicio al menos 30 minutos al día o 1 horas tres veces por semana, la empresa también obtendrá un ahorro considerable en los costos anuales de salud del trabajador.

TE PUEDE INTERESAR  Notas de prensa 2.0 : Los 8 puntos clave

 

¿Qué significa “deporte” en el lugar de trabajo”?

Hacer deporte en el lugar de trabajo puede adaptarse de varias formas. Es preciso comprender el panorama general de este concepto y se refiere a las actividades deportivas dentro de la empresa, así como a las acciones deportivas organizadas fuera de la compañía.

Por ejemplo, establecer cursos grupales impartidos por profesores de educación física fuera de las instalaciones donde trabaja el empleado.

 

Actividades deportivas y conceptos innovadores 

Las medidas que están tomando las empresas son el yoga, el estiramiento, zumba, las maratones de carrera y los torneos de fútbol. La organización también puede adecuar gimnasios en sus instalaciones tanto como sea posible.

También podemos habilitar canchas de fútbol y pistas de boxeo. En ocasiones, la estructura empresarial no permite reservar zonas para estos deportes, pero existe la opción de alquilar un pequeño estadio del Ayuntamiento y pabellones deportivos.

Otras alternativa innovadora es establecer una relación más cercana con el CEO a través de eventos como “Correr con el CEO” y “Almuerzo con el CEO”. Respecto al último, las cafeterías ofrecerán opciones de alimentos nutritivos, como almuerzos dietéticos y productos bajos en calorías.

Monitoreo del progreso de los objetivos 

Las empresas también deben preocuparse por hacer seguimientos del progreso y los objetivos de acondicionamiento físico. De esta manera, los empleados se sentirán más valorados.

El monitoreo también alienta el progreso físico de los mismos. Por ejemplo, pueden “competir” con sus compañeros de equipo para lograr objetivos semanales y mensuales. Actualmente existen aplicaciones que facilitan estas funciones.

Comparte

Write a Comment

view all comments