Elige el vestido de noche más apropiado para ti

Comparte

 

Si cada persona es un mundo, cada mujer es un absoluto universo. El cuerpo femenino desprende belleza por sí solo, independientemente de su forma, su voluminosidad más o menos pronunciada o su color de piel; todos y cada uno de los cuerpos – también masculinos – son bonitos y perfectos solo por su mera existencia. La mejor manera de hacer honor a ello es complementarlos con un atuendo indiscutiblemente idóneo y adaptado a los gustos de cada persona, entendiendo que en cuestiones de hermosura y atractivo nada está escrito ni debe estarlo.

La variedad de cuerpos femeninos se complementa de la variedad de gustos que se tienen por diferentes elementos presentes en la moda: el estilo, el color de las prendas e incluso la manera en cómo éstas se asientan sobre el cuerpo, pudiendo ser más ceñidas o más sueltas. En función de ello, elegir el Vestido de noche perfecto para cada persona es un reto más o menos suculento en función de si eres o no una apasionada de la moda. Sea como sea, el objetivo es el mismo: disponer de un ropaje con el que te sientas guapa, cómoda y puedas ser tú misma.

¿Qué factores debes tener en cuenta a la hora de escoger la alternativa textil que más se adapte a tus gustos y se ajuste a su cuerpo? Lo primero de todo es que tengas claro algunos factores que influyen directamente en lo que vas a ponerte y quizás el que está más claro es el estilo. Se puede definir el estilo de una colección como el conjunto de los rasgos peculiares y particulares que definen la prenda en sí, así como el uso de elementos o colores concretos que le otorgan un valor añadido determinado. De este modo, en la moda encontramos diversos y variados estilos que hacen referencia a características distintas – o incluso que se remontan a épocas distintas – como los estilos clásico, sport, romántico, boho, fashion, hipster, minimalista, grunge o urban, entre muchos otros. Tener claro tu estilo es lo más importante para que des con la pieza adecuada. 

Para escoger la mejor opción deberás tener en mente varios elementos que van a influir en tu decisión final

Pero una vez tengas en mente qué tipo de estilo quieres que refleje tu vestido existen otros elementos que tendrán importancia en su elección. Algunos de mayor importancia y otros que igual son meros detalles, pero todos ellos determinantes para que te veas preciosa con tu vestido de fiesta. ¿De qué elementos se trata?

Color: El color es una de esos factores que te puede parecer banal y sin valor añadido, pero se trata de unos de los factores determinantes en la elección de una buena opción para que te sientas segura y cómoda. Primero, porque tiene un impacto directo en nuestro propio gusto: no a todas nos gusta el mismo color y, por ende, no a todas nos queda bien el mismo color. Esto último es porque en función de las tonalidades de nuestro vestido se nos realzará más una parte u otra de nuestro cuerpo, siendo quizás la contraria de la que queremos explotar. Los colores claros, por ejemplo, potencian más las pieles morenas, mientras que una persona con los ojos verdes puede lanzarse a buscar una prenda de tonalidades similares que realce el color de su mirada. No obstante, evidentemente, el color solo es uno de los factores de toda la cadena. 

buzoneo

Forma y corte: Si el color realza unas u otras partes de nosotras, la forma del vestido todavía más. Tiene un especial impacto en la manera en cómo se verá nuestro cuerpo, ya que en función de su corte se nos realzará una u otra parte del cuerpo. El mundo del diseño tiene una nomenclatura concreta para los distintos tipos de cuerpo existentes según características físicas de las personas que determinan en mayor o menor medida qué determinados cortes o patrones debe tener una prenda para que se adapte mejor al cuerpo. Aunque evidentemente el gusto de cada usuaria prima por encima de cualquier categorización, su objetivo es catalogar genéricamente qué forma está más o menos normalizada estéticamente. De este modo, podemos encontrar cortes tipo recto, ablusado, camisero, imperio, canesú, de tubo o evasé, entre otras clasificaciones. 

Evento al que vayas a asistir: El evento o el motivo por el cual debas escoger un vestido también va a ser un gran condicionante para escoger su tipología. Dentro de un mismo estilo puedes encontrar prendas que den respuesta a un dress code concreto; por ejemplo, algunos acontecimientos requieren de vestidos de largo, mientras que para otros la mejor opción es ir con vestidos de corto. Lo mismo ocurre según el tipo de evento al que asistas, ya que no será lo mismo acudir a una fiesta de celebración de cumpleaños, por ejemplo, que si vas a una reunión de trabajo, un meeting político o una salida nocturna con tus amigas.

 

Write a Comment

view all comments