¿En qué nube estás tú?

Si bien es cierto que el concepto Cloud o “Cloud Computing” lleva ya un tiempo abriéndose camino en la vida diaria de empresas y de la sociedad en general, todavía queda algo de confusión y falta de expectativas girando en torno al concepto y las mejoras reales que es capaz de proporcionar a diferentes perfiles de usuarios.

Beneficios de la tecnología en la nube o cloud computing por Google Apps for businessEsta actitud se debe probablemente a la ambigüedad con la que se trata el término a la hora de referirse a servicios que son bastante distintos entre sí.

¿Conoces los distintos tipos de “nubes” que hay?

Y otra pregunta igualmente importante: ¿sabes identificar la que necesitas para ti y para tu negocio?

IaaS: significa Infraestructura como Servicio. Se trata de un tipo de nube donde tienes el espacio de computación o infraestructura a tu disposición sin tener la máquina real debajo de tu mesa. Accedes a la infraestructura que han reservado para ti a través de Internet, y te sirve para tus procesos, datos o lo que quieras hacer o almacenar en ese “ordenador” deslocalizado y accesible desde cualquier terminal o dispositivo en el que te conectes.

PaaS: corresponde a las siglas de Plataforma como Servicio, y consiste en un entorno virtual en el que puedes trabajar. Es como si, al espacio al que nos referíamos en anterior concepto se le “amueblara” y “acondicionara” como taller o factoría, para poder desarrollar “piezas” de software.

SaaS: estas siglas se traducen a Software como Servicio, y es la capa correspondiente a las aplicaciones destinadas a un usuario final, tanto profesional como particular. Con este tipo de nube el usuario disfruta de la utilización de un software concreto para cubrir una necesidad, sin tener que instalarlo en su ordenador o dispositivo. Solamente necesita unos datos de acceso para poder trabajar “en la nube” con ese software, desde cualquier terminal que esté conectado a Internet.

Se podría decir que la IaaS y la PaaS precisan de conocimientos más técnicos y resuelven necesidades de empresas más especializadas o con mayores requerimientos en el área IT. En cuanto al tipo SaaS, esta opción representa la nube más accesible para el perfil de usuario no técnico, y muestra un lado más práctico y sencillo de esta nueva tecnología.

Existen miles de aplicaciones que los usuarios tienen a su disposición en la red, y contribuyen a hacer su trabajo profesional y su vida más fácil. Sage One es una de ellas. Esta aplicación te servirá para llevar la facturación de tu negocio de la forma más limpia y sencilla, tener las cuentas en orden y poder enfocarte en ser más eficiente y productivo en otros aspectos de tu empresa.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *