Escape room, la herramienta perfecta para el Team Building

La capacidad de trabajar en equipo ha sido siempre bien valorada por las empresas, y citada en los currículum de los aspirantes a un puesto de trabajo, sea más o menos verdad. Eso no tiene nada de nuevo, pero sí lo son términos más recientes como Team Building, que no hace referencia más que a la construcción de equipos.

escape room fotosEl Team Building concentra las actividades dirigidas a aumentar el desempeño de los equipos de trabajo, además de afianzar las relaciones personales entre sus miembros.

Sus técnicas más conocidas son utilizadas por grupos militares o grandes empresas, aunque también en el ámbito educativo y de formación.

Sus métodos no vienen a sustituir a la clásica comida de empresa, que se suele celebrar precisamente en estas fechas. Es cierto que esta se puede aprovechar para reforzar la comunicación en el seno de la empresa, o de equipos dentro de esta, además de felicitar a los empleados por el trabajo realizado durante el año. Pero su sentido principal es compartir distendidos momentos fuera del trabajo con personas a las que se ve a diario, (más que a algunos miembros de la familia) sin más premisa que comer y beber, en la mayoría de los casos.

Las dinámicas propias del Team Building, en cambio, están dirigidas de manera más específica a encontrar la confianza, la integración, la cooperación, la empatía, la asertividad o el liderazgo. Y es a través de actividades y juegos concretos, desde un circuito con cuerdas al senderismo, a una gymkana.

Cómo es una dinámica Team Building en una escape room

Considerando los objetivos que persigue el Team Building, una propuesta también muy actual y que puede ser de suma utilidad son los juegos de escape. En una página web como El Escape se pueden encontrar las más adecuadas por ciudad, ya que funciona como un buscador especializado.

La fórmula es perfecta para las dinámicas de construcción de equipos, precisamente, porque se necesitan entre dos y seis personas para resolver cada juego. La sala está ambientada en una temática concreta, y el objetivo que se propone es salir de ella. Y, para ello, sí o sí, no queda otra intentar ser creativos, hacer propuestas, ponerlas en común y acometer las acciones que se consideren.

Los juegos implican, claro, el ingenio y la lógica para su resolución, aunque también la interactuación con los elementos que hay en la sala.

Qué elementos se pueden aprovechar

De la preparación, el desarrollo y las conclusiones que genere la sesión se pueden extraer muchos beneficios, si se planifica todo correctamente.

La motivación

A la hora de plantear una sesión como esta, hay que plantearlo como un juego que, además de resultar divertido, afianzará la cooperación. La idea de hacer algo diferente en el seno de la empresa puede sembrar, como mínimo, la curiosidad. Si no se plantea como una actividad extra, una obligación añadida, puede salir bien.

La creatividad

Para culminar el juego hay que proponer soluciones, y para hacer propuestas hay que pensar. Poner la mente a trabajar, sea cual sea el contexto, siempre es útil y puede ser luego bien aprovechado.

La implicación del equipo

El equipo, en su conjunto, está metido en la habitación y tiene que salir de ella. Será más fácil llegar al final si todos se implican, y los participantes lo saben. Así que, a no ser que existan otros problemas entre ellos, trabajarán juntos.

El entendimiento de los miembros

La comunicación también es constante. De las sales de escape se sale planteando soluciones, aportando ideas que otro moldea o deshecha para proponer la suya propia, hasta dar con la solución. La discusión y el consenso pueden ser muy productivas.

La identificación del líder

Es habitual que haya alguien que lleve la iniciativa en las salas de escape, alguien que piense más rápido, presente posibles soluciones más originales, o más certeras. Si va acertando, y de manera casi inconsciente, los demás le identificarán como líder y dejará que lleve la voz cantante. Nunca se sabe qué nuevo líder se puede descubrir en una escape room.

buzoneo publicidad

La resistencia a la presión

Todo eso de pensar, discutir y acometer acciones debe hacerse rápidamente, porque el tiempo está limitado. Es bueno para saber cómo resiste el equipo la presión.

La sensación de triunfo

Todos los miembros del equipo, hayan participado más o menos, se sentirán partícipes del éxito, porque todos saldrán de allí al mismo tiempo. Se pueden establecer paralelismos con cumplir los objetivos de la empresa.

Es importante, por otra parte, analizar al detalle la sesión, tanto si ha terminado con éxito como si no.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *