La crisis económica dispara el interés por nuevas fórmulas de consumo

Viajar gratis en un crucero, alojarse en casa de una familia extranjera sin coste alguno, compartir gastos de coche u ofrecer alojamiento  a cambio de servicios son algunas de las fórmulas de consumo gratuito que proliferan en tiempos de crisis afirma Antonio Montes Blasco, Director de Bonoincentivo.com y experto en temas de consumo.

Por Antonio Montes Blasco de www.bonoincentivo.com

En España existen más de 240.000 bares y restaurantes, 18.000 hoteles y 1.500 agencias de viajes, 3 de cada 4 españoles se van de vacaciones a pesar de la crisis. La cultura del tapeo y el trato presencial, el clima cálido y la proximidad de playas y/o espacios de recreo facilitan que los españoles den una gran importancia al tiempo libre.

Pero la subida del IVA y el IRPF, el endeudamiento progresivo de las familias y la preocupante cifra del paro con más de 6.202.700 desempleados (dato Encuesta EPA último trimestre 2013) han animado a muchos consumidores a buscar fórmulas alternativas a los mercados tradicionales basadas en el ahorro extremo o el consumo gratuito, práctica que se ha convertido en una moda en tiempos de crisis.

El turismo compartido es un ejemplo de esta tendencia, con esta fórmula un usuario decide contactar con un turista de otro país interesado en viajar a su misma ciudad, el objetivo de ambas partes es intercambiar su vivienda con el consecuente ahorro en hoteles limitándose el gasto al desplazamiento. En Internet proliferan webs que facilitan esta tarea y que sirven de vehiculadores de la oferta y la demanda. Otros ofrecen alojamiento gratuito a cambio de trabajos de limpieza, mantenimiento o servicios de au pair en el caso de familias europeas.

En lo que a desplazamientos se refiere han rebrotado numerosas empresas y asociaciones de car sharing, fórmula de ahorro que permite contactar con un conductor que desea viajar hasta el mismo lugar de destino con la finalidad de ahorrar gastos de gasolina.

buzoneo publicidad

El marketing de incentivos supone otra expresión de este fenómeno, muchas empresas incentivan a sus empleados o intentan atraer a nuevos clientes regalando para ello bonos cruceros de vacaciones o viajes a New York. Se estima que cada año más de 300.000 españoles viajan gratuitamente con regalos de viajes que ofrecen bancos, operadoras de telefonía o centros comerciales… Antonio Montes Blasco, Director de Bonoincentivo.com atestigua esta tendencia y asegura que cada año aumenta un 30% el número de empresas que regalan viajes a sus clientes y/o empleados.

Tampoco faltan ejemplos como el turismo subvencionado, los viajes basados en intercambios de grupos, los viajes destinados a personas de la tercera edad en el caso del IMSERO, etc…