Las propiedades del té llegan desde China y cada vez son más los adeptos a esta maravillosa bebida. Los negocios de hostelería ya pueden contar con un buen mayorista de te que les de le oportunidad de hacerse con una gran selección de este producto. Y lo encuentran en la red.

mejor te del mundoPero adentrémonos en conocer un poco mejor este producto y cómo podemos aprovecharnos de sus grandes cualidades.

A pesar de que podemos distinguir distintos tipos de tés, cualquier té proviene de la planta Camellia Sinensis. El sabor amargo y refrescante hace de esta bebida una de las más populares de entre las que existen.

Las principales propiedades del té son: el poder anti-inflamatorio, y neuro-protectoras, nos puede ayudar a regular el apetito, el dolor, las nauseas y también sirve como calmante.

El té verde por ejemplo está asociado a una disminución de enfermedades entre la población adulta, como por ejemplo infartos, osteoporosis, deterioro del sistema cognitivo.

Cuando encuentres algún producto que incluya el término «té herbal» puedes tener por seguro que lo que vas a beber no es té propiamente dicho, es una infusión. Té sólo puede considerarse aquella hoja que proviene de la planta que mencionamos al principio, Camellia Sinensis.

Es recomendable utilizar el té directamente con las hojas, no en bolsita. Pues de esta manera se conservarán de mejor modo tanto las propiedades como el sabor.

Las hojas de esta planta siempre son verde, durante el proceso de tratamiento es cuando el color cambia y es cuando se pueden clasificar los distintos tipos de té.

En cuanto al poder de cafeína que se pueden encontrar entre los distintos tipos de té, podemos decir que todos tienen la misma cafeína. A pesar de que muchos piensan que el té negro es el que mayor cantidad de cafeína posee.

12 Variedades de té

Podemos encontrar hasta 12 variedades de té:

            – Té blanco: las hojas no se han oxidado y han sido protegidas del sol.

            – Té verde. Sin oxidación.

            – Té amarillo.  Té fermentado parcialmente. Con sabor similar al té blanco y al té verde.

            – Oolong o té azul. Grado de oxidación media.

            – Té rojo: Pu-erh este tipo de té debe su nombre al proceso de fermentación que deben sufrir las hojas. Se introducen en barricas y pueden estar fermentando hasta 60 años, por eso tienen el color rojiizo y también por tanto la infusión.

            – Kukicha: es una variedad del té verde al que se le denomina té de invierno.

            – Té gusano: se prepara con las semillas en lugar de las hojas. Es utilizado frecuentemente como té medicinal.

            – El proceso de creación del té negro hace que tenga ese fuerte sabor ahumado.

            – Té matcha es un tipo de té verde muy utilizado en algunas ceremonias de Japón.

            – Té turco, es una modalidad del té negro, suele tomarse con azúcar de remolacha.

            – Té Darjeeling, es un té que se cultiva en un lugar específico, concretamente en jardines de té del área montañosa de la Sub División de Sadar. Es un té con denominación de origen.

Estos son sólo algunos ejemplos de los tés más vendidos en todo el mundo. Si quieres descubrir un poco más del té, hazlo aquí.