La evolución de la iluminación: de la luz de las velas a las luces LED

Hemos estado milenios bajo la luz de las estrellas, el fuego de una hoguera, la llama de una vela o un candil, hasta que hace casi siglo y medio, Joseph Wilson Swan inventó la bombilla incandescente. Desde entonces hasta ahora, la luz eléctrica ha llegado a nuestros hogares, empresas, calles y plazas, generada por distintas fuentes de energía y evolucionando hasta la iluminación LED. Crea usted o no en el cambio climático, imagino que si le interesa consumir menos en su factura eléctrica cada mes. Si además le digo que la vida útil de las bombillas LED, es diez veces o más longeva que la de las bombillas tradicionales, le interesa seguir leyendo este artículo.

La iluminación LED es la mejor opción actual frente a las bombillas incandescentes por varios motivos.

El primero de ellos es que las bombillas LED carecen de mercurio, por lo que no contaminan y además son reciclables al 100%. Tampoco generan calor. Y generan muchísima más intensidad lumínica, a un coste energético infinitamente más reducido que con las bombillas tradicionales, aquí tienes diferentes bombillas led. El coste es mucho menor también, si se compara frente a la iluminación incandescente de bajo consumo, o con las famosas lámparas fluorescentes.

Si tiene que comprar una lámpara o se le fundió una bombilla, no dude en adquirir un diodo emisor de luz o LED (del inglés Light Emitting Diode). La iluminación LED se encuentra integrada en todas las áreas tecnológicas más avanzadas de nuestra civilización. Se utiliza en Medicina, Bioingeniería, Computación Cuántica o Nanotecnología.

También la tenemos en nuestro día a día, en nuestros dispositivos móviles, en los semáforos, en los faros delanteros de los coches, vallas publicitarias etc. Quien tenga un tenga un televisor con pantalla QLed, podrá comprobar a simple vista la enorme mejora de intensidad lumínica, frente al resto de televisores desde el tradicional “de tubo”.

Hay miles de distintos productos de iluminación LED, la mayoría de ellos a un precio más que asequible. Si posee un jardín o una terraza, que quisiera iluminar pero no consumir más en su factura eléctrica, puede adquirir luces LED que se recargan solas mediante la luz solar del día. También puede adquirir alumbrado de emergencia a un módico coste, para no quedarse a oscuras en caso de avería de la red general de suministro eléctrico. Si le interesa el diseño de interiores, le sorprendería ver la infinidad de lámparas, iluminación LED para muebles de cocina o baño, pasillos, salones o dormitorios que existen en la actualidad. Si le interesa estar a la última, y no moverse a encender la luz o regular su intensidad, desde hace tiempo, puede hacerlo cómodamente desde su teléfono móvil gracias a la Domótica IOT (Internet of things).

En conclusión, muchos han sido los avances en torno a la iluminación desde la primera bombilla incandescente que patentó Thomas Alva Edison en 1880. La factura eléctrica conforme pasen los años seguirá subiendo, pero ahorrará más dinero y gozará de una mejor iluminación quien se pase definitivamente a las luces LED.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *