La importancia del packaging para las ventas

 

En un mercado tan competitivo como lo es el mercado actual, con muchos tipos de productos complementarios y a precios similares, es de vital importancia que las empresas busquen la forma de hacer que sus productos o servicios cuenten con una imagen reconocida, para así, dotar a la empresa de una identidad propia que la diferencie del resto de competidores y por ende, que sea reconocible por los consumidores potenciales.

stands con packagingEl packaging es vital para la imagen corporativa de una empresa…y gran motivador de ventas

La imagen corporativa de una empresa (término corporativo-marketiniano que responde a la pregunta ¿Cómo ve una marca el consumidor?), creada a partir de la identidad corporativa (que respondería a la pregunta-definición de ¿Cómo es una marca, tanto física como visualmente?) es un aspecto fundamental para las empresas.  La imagen corporativa debe estar muy cuidada y en consonancia con la ética, mercado, gustos del consumidor potencial y con los valores que la empresa quiera transmitir a los consumidores.

El packaging o envase, parte fundamental  sin lugar a dudas en miles de productos tangibles, es una buena forma de transmitir estos valores a los consumidores, con el fin de crear una imagen atractiva y reconocible en la mente de los consumidores y que puedan asociar rápidamente los productos con la marca, incentivando así las compras y fidelizando a los clientes.

Es fácil observar que, por ejemplo, aumentaremos las ventas si ofrecemos diferentes envases diferenciados por su cantidad, dirigiéndonos a varios tipos de público y momentos de consumo (por ej. una botella de 2 litros, 1,5 litros, 1 litro, medio litro, 33 cl. y 25 cl. como las marcas de bebidas refrescantes más conocidas), daremos facilidad de movimiento al consumidor si ofrecemos en la entrega del producto una forma de transportarlo que se incorporaría al “pack final” (como por ejemplo una bolsa para hamburguesa como la que se algunas cadenas de comida rápida nos entregan, por ejemplo al comprar un menú), y en definitiva atenderemos a sus necesidades para hacer un producto más atractivo, más interesante, más cómodo y más tentador. Y aumentaremos las ventas; ya que el consumidor se verá satisfecho.

Otro ejemplo sería el de las cajas de cartón, imprescindibles en muchos productos, como por ejemplo un servicio de impresión de miles de folletos, o miles tarjetas de visita, carteles publicitarios, catálogos, revistas y otros muchos productos de venta a domicilio o directa. ¿Podríamos hacer estos packs suplemenentarios al del producto en si más tentadores? ¿Más atractivos? ¿Más usables?…y la respuesta es si, claro que si…y aumentaremos ventas. Nuevamente aumentaremos ventas y nuevamente les diremos que será debido a que fomentaremos más atención, más interés, más usabilidad y más “detalle”. En definitiva demostraremos más compromiso, y eso se debe traducir en más satisfacción.

En un estudio realizado en Buenos Aires en año 2008 por María Agustina Llobera se llegaba a la packs de productoconclusión de que según los conceptos asociados y estudiados a lo largo de la investigación y los resultados obtenidos a partir de una encuesta realizada a diez personas en el supermercado Jumbo de Palermo, el packaging de un producto es una herramienta imprescindible al momento de la compra. Ya sea por su capacidad de atraer y motivar al consumidor o por sus características generales.

Otro estudio realizado recientemente revela que alrededor de un 75% de los consumidores de entre 18 y 25 años son más proclives a compartir una foto en redes sociales del packaging de un producto cuando este ha sido comprado online y el 40% los compartían si el embalaje era atractivo o vistoso.

Los aspectos a tener en cuenta a la hora de elaborar un packaging son:

Los valores y principios de la compañía, ya que el packaging debe ir en consonancia con éstos.

El diseño y el color, son elementos con un gran poder de atracción sobre los consumidores, a través de ellos se pueden provocar sensaciones y crear un vínculo de reconocimiento.

La forma y el tamaño son elementos a tener muy en cuenta, escoger el formato adecuado en función del producto.

Para concluir, el packaging es un elemento que influye directamente en la diferenciación de los productos y en las decisiones de compra de los consumidores, mejorando el packaging de los productos se mejora también el valor percibido por los clientes, ya que los usuarios compramos por los ojos y buscamos comprar experiencia más que productos. No obstante, no olvidemos de potenciar la usabilidad del producto mediante el packaging. Es decir, crear envases que sean cómodos de almacenar, y cómodos de usar; ya que nuestro cliente nos lo agradecerá.

Write a Comment

view all comments