La llamada a la acción o Call to Action … para vender más

Actualmente vivimos un momento en que se suceden constantemente ofertas y propuestas por internet, y es determinante utilizar llamadas a la acción o call to action forms. También fuera de esta maravilla de la tecnología que nos mantiene conectados «a voluntad»…Veamos de qué se trata, y veamos también diferentes ejemplos…

Por David Guiu / CEO SOCIALetic.com

En internet hay ofertas de todo tipo: malas, fatales, correctas, inapreciables, muy buenas y tentadoras.  La red se encuentra plagada de mensajes comerciales, y el  público es enorme, por lo que una buena propuesta es complicado que no tenga su público y compradores.  De todas formas, con la voluntad lógica de maximizar los resultados, SIEMPRE debemos de optimizar los mensajes de venta para lograr la respuesta positiva del consumidor/cliente. La mejor, que no es solo que nos compren; sino que nos compren muchas personas, que nos recomienden….y eso se anima, y de que manera, con las call to action forms.

call to action

Internet ofrece muchas ventajas, como hemos ido viendo en la secciones de ventas, marketing y tiendas online. La posibilidad de vender 365 días al año 24 horas, a distancia, ahorrando muchos costes que repercuten en precios más bajos y tentadores para los clientes, la compra cómoda (pues el consumidor elige el momento de compra) y en muchos casos desde el propio domicilio (sin tener que aparcar el coche, hacer colas…)-; son a grandes rasgos las principales ventajas  de la venta / compra online.

La masificación de mensajes, el escepticismo  y en ocasiones la compra «ciega» o con falta de total confianza en el vendedor, los plazos de entrega y la imposibilidad de testar ciertos productos son las desventajas de la compra a partir de internet respecto a la compra tradicional. Respecto a la compra en establecimientos físicos o compra presencial.

En cualquiera de los casos, veamos que los mensajes comerciales, propuestas negocio, anuncios publicitarios y similares, tienen un apartado determinante para llevar al posible comprador al acto de compra, o para conseguir los objetivos del mensaje (solicitud de información, interés en una propuesta…). Se trata del Call to Action; o Llamada a la acción en español.

[tweetable]Ejemplo de call to action o llamada a la acción[/tweetable]

Veamos un ejemplo creado especialmente para la ocasión (imagen a continuación), que transmite un mensaje claro, rotundo y con un perfil de público concreto… e indica como seguir informándose de forma inequívoca, ya que guía al receptor del mensaje a cómo acceder a más información (pulsando el botón naranja). Esto es una llamada a la acción, que podría ser más agresiva si en vez de indicar «más info. click aquí, dijera, por ejemplo : «Empieza a generar más ventas AHORA»; o frases (llamadas a la acción) similares.

llamada a la accion

La llamada a la acción es una frase que incita al espectador a hacer click en un anuncio online. A llamar a un teléfono. A visitar una web. A buscar más información en internet o por otras vías. Eso depende del soporte utilizado publicitariamente; ya que la llamada a la acción no es propio de los anuncios de publicidad online y es utilizada desde hace muchísimos años, sobretodo en publicidad directa (folletos publicitarios por ejemplo), en publicidad en el lugar de venta (lease por ejemplo supermercados con mensajes como «llévese hoy 3 unidades al precio de 2», «compre dos y llévese una toalla de playa», «compra y participe en el sorte de…»), y marketing promocional.

TE PUEDE INTERESAR  La historia de Coca-Cola Zero

Como debe ser una llamada a la acción o call to action

Como un titular de anuncio, y como un slogan o claim; la llamada a  la acción debe destacar en un anuncio, ser claro y conciso, verse practicamente sin querer, sin vampirizar el resto del contenido, y debe conseguir que continuemos activamente profesando nuestro interés sobre la propuesta (que lógicamente nos debe de haber interesado previamente). La llamada a la acción no crea un interés, sino que da un toque de atención al receptor para pasar «ahora» a la acción (y nunca mejor dicho).

Veamos a continuación algunos ejemplos más de llamadas a la acción o call to actions…

Son habituales, y les sonarán seguro, mensajes como «clica aquí, ahora», «promoción solo válida a partir de este anuncio», «Haz Click Aquí»; «Consigue tu descuento ahora», «Pide ahora más información», «solo por unos días en tu establecimiento habitual», «Tu descuento está a punto de acabar», «Click y te llamamos nosotros» y otros similares, que lo que hacen es crear una sensación de urgencia y de que, si no utilizamos ahora esa propuesta, se nos puede escapar la promo u olvidarnos de ella (y no poder disfrutar de esa compra).

Dicho de otra forma (un poco dura), una llamada a la acción es como si te dijeran «espabila, que esto te interesa y te vas a olvidar».

La llamada a la acción debe generar  Atención, Interés, Deseo y Acción

En definitiva una llamada a la acción es la parte del mensaje que se utiliza para consumar las fases de un proceso de compra utilizado en marketing y publicidad especialmente, y que sigue , en cierta manera, el modelo clásico AIDA de Paul Felix Lazarsfeld, siglas que componen el acrónimo que corresponde a Atención, Interés, Deseo y Acción.

Hoy, parece que lo que llamamos «llamada a la acción» es algo nuevo inventado por el mundo online, y de hecho algunos lo piensan fervientemente. Aunque si es cierto que la teórica de la llamada a la acción está de moda en internet,  lo cierto es que recobra su protagonismo con él. Ahora se nos dice que «un botón sobre fondo naranja incita a pulsarlo…» (más que en otros colores) y, bla, bla… Pero el hecho es que la llamada a la acción existe, quizás no desde 1896, año en que Lazarsfeld nos hablaba de AIDA; sino mucho antes.

Es lógico pensar que para vender algo, primero debemos de destacar (para crear atención), comunicar unas ventajas (para crear un interés y deseo), transmitir confianza y hechos (reason why) y, finalmente, animar a la compra. Y en este último punto es en el que las call to action forms tienen especial protagonismo.

[tweetable]¿Dónde utilizar una llamada a la acción o Call to Action?[/tweetable]

Realmente se utiliza en cualquier proceso de comunicación guiada a fomentar una respuesta. Si es comercial; más. Es decir, si es comercial; es «obligatorio»..que no siempre utilizado y mucho menos «bien utilizado».

TE PUEDE INTERESAR  Marketing con ARTE

boton de enviarYa sea en una campaña de email marketing, como en una una página web o tienda online, como en un anuncio en redes sociales (como los «tan de moda» de Twitter, que por cierto me gustan muchísimo más que los de Facebook), como en un buzoneo y en los folletos de publicidad, que también en los carteles con un QR interactivo dirigido a una página de compra, o en un anuncio de prensa (utilizando también un QR) que también de revistas, como en un formulario de suscripción, etc…hoy, la llamada a la acción es clave para llevar al consumidor al acto de compra (o de solicitud de más información). Además, con ella, le guiamos adecuadamente para que sepa los pasos (otros lo verán como para que «siga los pasos») para comprarnos, reservar un producto o servicio o, según lo dicho, para que pida más información.

¿Es realmente «obligatorio» utilizar la llamada a la acción o call to action?

Después de algo más de unas 2.000 campañas off line de publicidad directa realizadas, y de algunas (bastantes) online, tanto para empresas multinacionales, como PYMEs y, como no, para «mi mismo», he de decir que la llamada a la acción es fundamental. Algo determinante. Incluso básico para cualquier que haga un anuncio, quiera vender algo por internet o fuera. Incluso una idea.

[]

Buscando un ejemplo, reproduzco un texto de lo más simpático, visto en Barcelona en un cartel publicitario hecho a mano en un folioque ví recientemente pegado en un semáforo (los miro muchas veces, para qué negarlo, aunque les recuerdo que es pegar carteles en mobiliario urbano es ilegal y susceptible de multa, por lo que se lo desaconsejo completamente) que decía «Busco 10 personas que quieran apuntarse al gimnasio. Apuntándonos juntos nos sale más barato. Llámame YA y nos apuntamos en Junio»…y proseguía con un teléfono; desconozco si de un gimnasio cona creatividad «algo extraña», o de un particular.  Como ven, se trata de un mensaje claro y conciso, al que no le faltaba la llamada a la acción. ¿Sorprendente, chocante y al que nunca llamaríamos, e incluso nos da un poco de risa?. Quizás si…pero no me podrán decir que llama la atención y es muy, pero que muy viral.

Y, aunque sea un anuncio de lo más «friki», y con su dosis elevada de extraño, seguro que llevará a 10 personas al gimnasio (desconozco a cual) en un plazo acotado de tiempo -en junio de 2014 en este caso- , y muy probablemente tenga más éxito que un cartel bien hecho, que solamente incluya el logo del gimnasio y una tarifa sin llamada a la acción. Por ello, recuerden, la call to action debe ser una parte imprescindible de cualquier publicidad y comunicación que desee «eso»; llevar a una acción al receptor del mensaje.

Comparte

Write a Comment

view all comments