La tecnología y los nuevos puestos de trabajo

Las redes sociales han llegado para quedarse: según estudios recientes,  los internautas invierten más de 7 hs. mensuales en redes sociales y la tendencia va en aumento.

Por Ing. Milton Morgades,  Director Easy Web Marketing

Si quieres información sobr cursos y masters de nuevas profesiones, puedes visitar http://cursos.socialetic.com/index.html

La web 2.0 es colaborativa, bidireccional y las comunicaciones se dan en tiempo real, esto define nuevos desafíos y oportunidades para las empresas que sepan entender el nuevo paradigma.

Pero, ¿qué implica abrir las puertas de su negocio al 2.0? Muchas empresas se embarcan en el mundo de redes sociales sin realizar un análisis previo y sin definir su estrategia digital, qué diferencial ofrecerán al cliente y sin una planificación de como se gestionarán los canales sociales.

De esto surge un nuevo puesto que es el Community Manager (CM), quien será el encargado de gestionar la presencia  de la marca en redes sociales. Sus responsabilidades abarcarán desde la planificación de las acciones, la gestión de comentarios y estimular la participación de los fans hasta la gestión de potenciales crisis online y el monitoreo de la reputación online, por mencionar algunas.

La incorporación de un Community Manager, puede ser un diferencial a la hora emprender este viaje y  evitar cometer los errores más comunes como la falta de respuestas, no escuchar a los clientes o realizar acciones discontinuadas que pueden afectar la reputación web de la marca. Es clave que esta responsabilidad descanse en un profesional capacitado para poder  “conversar” en nombre de la empresa y para esto se puede recurrir a una asesoría externa o capacitar y desarrollar estas habilidades en alguien de la organización.

[
]

La gestión efectiva de los canales sociales es actualmente un activo estratégico de cualquier empresa y  está al alcance de todas  ya que no se trata de cuánto se invierta si no de cómo se gestione la estrategia,  además de la creatividad y el valor que se aporte a los clientes en las comunicaciones.

Comparte