Las redes sociales (31,26%) y las páginas web pornográficas (16,83%) son los sitios que más atraen a los menores en Internet

 Los recursos pornográficos (16,8%) han perdido el primer puesto del año pasado. Ahora, los niños están más interesados por las redes sociales (31,3%)

 En el último mes los módulos de control parental de Kaspersky registraron más de 52 millones de intentos de visitar redes sociales y más de 25 millones de intentos de acceder a sitios pornográficos

Llegan las vacaciones de verano y aumenta el tiempo libre de los pequeños de la casa. Cada vez es más frecuente que en esta época del año los niños disfruten de su tiempo de ocio conectados a Internet, que es una fuente de información y conocimiento muy útil durante el curso escolar, pero cuando se usa sin restricciones puede ser peligroso para los pequeños internautas. Existen diferentes amenazas para los menores, desde los virus hasta el fraude, además del acceso a contenidos no aptos para ellos. 

Las familias de hoy en día tienden a tener una gran cantidad de dispositivos con acceso a Internet, lo que significa que es más fácil que nunca para los niños conectarse a la Red y más difícil que nunca poder controlar lo que hacen. Según un estudio realizado por B2B Internacional para Kaspersky Lab en abril de 2013, de media, cada familia es propietaria de dos o tres PCs o portátiles, uno o dos smartphones y una tablet Los niños utilizan todos estos dispositivos y las opciones de control parental no siempre están correctamente perfiladas.

Los expertos de Kaspersky Lab han analizado el comportamiento de los módulos del control parental incorporados en sus soluciones de seguridad y en los primeros cinco meses de 2013 se detectó que los recursos potencialmente peligrosos más atractivos para los niños en Internet o los que con más frecuencia intentan visitar son los siguientes:

  • Redes sociales (31,26%)
  • Webs pornográficas y eróticas (16,83%)
  • Tiendas online (16,65%)
  • Chats y foros (8,09%)
  • Web-mail (7,39%), recursos que contienen software ilegal (3,77%)
  • Mini juegos online (3,19%)

 

Este año los recursos pornográficos (16,8%) han perdido el primer puesto, porque a juzgar por la estadística, los niños pasan la mayor parte del tiempo en las redes sociales (31,3%) donde también existen muchas amenazas (contenidos potencialmente peligrosos para niños o personas sospechosas y desconocidos que quieran contactar con ellos). De forma inesperada, las “Tiendas en Internet” (16,7%) han resultado entre las primeras tres categorías, dejando por detrás los chats, foros y servicios de correo.

Los sitios web más populares entre los niños

 En términos absolutos, en el último mes los módulos de control parental de Kaspersky registraron más de 52 millones de intentos de visitar redes sociales y más de 25 millones de intentos de acceder a sitios pornográficos.

Además, el Top 3 de los primeros meses de 2013 también incluye las tiendas online. Según los expertos de Kaspersky Lab, los niños visitan estas tiendas en busca de juguetes, videojuegos o productos similares. En estas circunstancias, los padres deben tener especial cuidado: si los niños saben dónde guardan sus tarjetas bancarias, pueden utilizarlas para hacer compras no deseadas o incluso ser víctimas de tiendas falsas creadas por los ciberdelincuentes.

«Como siempre, prevenir es mejor que curar. Este es el principio que nuestra tecnología de control parental. En el mundo moderno, el acceso a cualquier tipo de información se ha convertido en algo muy sencillo. Al mismo tiempo, los niños son especialmente vulnerables y sus actitudes son, por naturaleza, ingenuas. Por lo tanto, las herramientas para proteger a los niños de contenido inapropiado web deben ser tenidas muy en cuenta”, afirma Konstantin Ignatyev, Web Content Analysts Group Manager de Kaspersky Lab.

[smartads]

Según los expertos de Kaspersky Lab, el uso del control parental es necesario ya que ofrece a los padres la posibilidad de limitar el acceso a recursos web o a la ejecución de determinadas aplicaciones cuyo contenido pueda causar daños a los niños. Además, es posible controlar su actividad en las redes sociales y los chats de una manera discreta e inteligente sin bloquear el acceso web por completo. Del mismo modo, los padres pueden establecer horarios de uso del PC o cualquier dispositivo de sus hijos impidiendo el encendido del equipo fuera del horario establecido.