Cuando decides crear un blog, son muchos los aspectos a valorar como el CMS que vas a utilizar, las categorías que va a tener, la periodicidad con la que vas a escribir… Pero una cosa a la que no se le suele prestar mucha atención, o al menos no en el primer blog que se monta, es el hosting o servicio de alojamiento web.

cloud hostingEsto es tan importante como la apariencia o como los temas a tratar, ya que sin un buen servicio de este tipo, el blog no podría funcionar de la forma adecuada.

Algunas alternativas

Uno de los más famosos es Hotsgator, que cuenta con precios bastante asequibles y es perfecto para la gente que está empezando y cuyo proyecto no es a gran escala. La mayor ventaja es que la asistencia técnica es gratis y muy especializada. Son bastante rápidos al contestar las dudas, lo que hará que tu blog funcione perfectamente.

Dejamos atrás Hotsgator y pasamos a ver Webempresa. Cuenta con una gran calidad y es uno de los más demandados actualmente. Realizan copias de seguridad cada pocas horas, de manera que todo tu contenido estará a salvo. Y no solo eso, sino que estarás protegido frente a los ataques de hackers. ¡Tu blog no correrá ningún riesgo! Si tienes algún problema, puedes ponerte en contacto con ellos en español, cosa que con otros servicios de alojamiento web no sucede.

Terminamos con iPage, que te ofrece el dominio gratuito durante un año. Es un pequeño detalle que hace que la confianza en este hosting aumente. Si has pensado en montar una tienda online en vez de un blog, un punto a favor de este servidor es que te permite integrar PayPal sin ningún tipo de coste.

La velocidad de conexión también es fundamental

Como hemos dicho antes, hay varias cuestiones que hay que tener en cuenta cuando montas un blog o tienda y una que no se ha mencionado hasta ahora es la velocidad de conexión. Con una buena velocidad el trabajo con tu web será mucho más eficiente y rápido, eliminando esperas innecesarias. Para solucionar esto, existen webs como Mister Comparador, que te compara las ofertas de todas las operadoras para que, además de tener la máxima velocidad posible, puedas ahorrar.

Ahora ya solo tienes que darle vida a tu web.