Los mejores tipos de diseño web para páginas corporativas

 

Una página corporativa es un tipo de web que se emplea para dar a conocer información relacionada con una empresa. Su principal objetivo no es vender, sino darse a conocer y tener presencia.

Al contrario de lo que pasaba hace unos años, el hecho de tener una web no es algo que te diferencie de la competencia, sino un requisito indispensable para todo tipo de proyecto.

herramientas para diseño web

Podemos decir que se trata de un escaparate de nuestra marca y, por ende, debe ser diseñada pensando en cualquier detalle: se tendrá en cuenta las tonalidades corporativas de cualquier entidad, tipografía, guías de estilo, imágenes, entre otros factores.

Debido a su complejidad, es mejor dejarlo en manos de una empresa especializada en el sector. Un buen ejemplo lo encontramos en lo que nos ofrecen estos diseñadores web en Valencia. Podremos conseguir la página que estamos buscando, a sabiendas de que se adaptará a las metas de la marca.

Si estás pensando en crear una página web corporativa, existen diferentes diseños en los que te puedes basar. Estos son algunos de los más importantes.

Tipologías más comunes en diseño para páginas corporativas

Presentación

La principal característica de este tipo de web es que se diseñan como si se tratase de una carta de presentación, como una forma de representar a la marca con la que se asocia.

Con el objetivo de presentar la máxima cantidad de información posible, para que el cliente potencial pueda conocer a la empresa, suelen tener una estructura bastante similar, con secciones del tipo ¿Quiénes Somos?, ¿Dónde estamos?, Conoce nuestros productos, Contacto, entre otros.

Es un tipo de web que funciona bastante bien, ya que contribuye a solucionar las principales dudas que el cliente puede tener en relación con la empresa.

diseño de una web

Escaparate

Es un tipo de web en donde la descripción técnica de los productos o servicios pasa a un segundo plano. En cambio, el verdadero interés se centra en la promoción.

Se busca que la página sea lo más vistosa posible: para ello, se agregan elementos multimedia muy variados, como podrían ser imágenes de alta resolución, vídeos ilustrativos, efectos especiales, músicas, sonidos, infografías, así como cualquier otro recurso interactivo.

Estas páginas web corporativas son muy habituales en ciertos sectores, como es el caso del sector de la moda, productos de lujo, coches, belleza, entre otros. 

El tipo de producto influirá mucho en si la marca necesita este tipo de web, o si fuera mejor otro tipo.

Catálogo

El siguiente tipo de web corporativa es aquella que tiene forma de catálogo. Su principal particularidad es que dedica la mayor parte de la plataforma a presentar los servicios o productos de la compañía.

Para incentivar a las ventas, es común que se coloquen enlaces en la página principal, apuntando hacia las categorías de productos/servicios más populares. 

Además, son páginas muy verticales; es decir, que estarán compuestas por muchas categorías y subcategorías. 

Así se consigue mejorar la navegación y conseguir una mejor posición de cara a los buscadores.

eCommerce

Son páginas tipo catálogo o escaparate a los que se le ha integrado la opción de hacer compras online. Es decir, cuentan con un carrito de la compra, con un sistema de gestión de stock, y es posible hacer pagos completamente seguros para recibir los pedidos.

También reciben el nombre de tiendas online y se caracterizan por estar operativas las 24 horas del día, durante los 365 días del año. Así, no se perderá ninguna venta.

Suelen estar compuestas por amplios catálogos que se van actualizando de forma regular.

Cuentan con un apartado de blog que les permite aportar información de valor al cliente potencial.

Páginas corporativas: ¿Estáticas o dinámicas?

Hasta hace unos años, era habitual hablar de una página corporativa y pensar directamente en una página estática. La razón de ello es que la información que se agregaba en dicha plataforma no se actualizaba nunca: solo se limitaba a presentar a la empresa, lo que hacía y cómo contactar, sin pretensión a hacer ningún cambio importante en el pasado.

El problema de tener una página fija es que no resulta demasiado atractiva, ni para los clientes, ni mucho menos para Google (ya sabemos que este buscador premia a aquellas páginas con una alta frecuencia de actualización).

Cada vez son más las empresas las que deciden trabajar en una página dinámica, que es aquella que va actualizando sus contenidos de forma regular.

Es cierto que no es una cuestión sencilla, ya que una empresa raramente podrá actualizar secciones con las que hemos comentado en el tipo de web de presentación.

Una buena opción es crear un blog en donde escribir consejos prácticos, noticias sobre el sector, eventos, así como cualquier otra información que sea de interés del público potencial.

Estos son los mejores tipos de diseño web para páginas corporativas, así como sus principales características.

 

TE PUEDE INTERESAR  Oferal: la guía definitiva en español para comprar en Aliexpress
Comparte

Write a Comment

view all comments