Los peligros de internet y su influencia en los usuarios y empresas

Miedo, pánico, terror o simplemente precaución son sensaciones habituales, y muy comprensibles,  en cualquier situación en la que corremos un peligro. Nosotros o una persona cercana: Nosotros o nuestro dinero. Por ello nos apartamos, evitamos tener contacto ya que el peligro es latente. Lógico ¿Para que arriesgarse?. 
De éste tipo de situaciones podemos encontrar, y nos encontraremos, muchas en la vida. Quizás a diario, a veces solo ocasionalmente. Con suerte una  o dos veces en la vida; o esas fueron solo las que vimos y experimentamos, las que reconocimos, mientras algunos podrán jactarse de haber resuelto muchas de forma positiva. Otros, pensarán que lo mejor es evitarlas. A ser posible, claro. Y dentro de éstas últimas están los muchos peligros de la red, de internet, del uso y disfrute del “invento del siglo” que ha transformado nuestra forma de trabajar, de pasar el tiempo, de relacionarnos, de comprar y muchas cosas más.


No, no qiuero ser catastrofista. Los peligros de internet son muchos, pero la gente los magnifica. Muchos por desconocimiento de causa que, por cierto, suelen ser los que se apartan del medio y de muchos de sus usos muy habitualmente. Normal también.

Pero ¿Peligros? ¿Qué peligros? Entendiendo que nadie ya a estas alturas desconoce por lo menos un peligro que conlleva internet -y pueda estar leyendo éste artículo en éste momento, si es así; usted perdone pero siga leyendo,que le interesa…- y habrá oído hablar de casos de phising o correos electrónicos supuestamente de “nuestro banco”, por lo general, aunque hay “diferentes versiones de éste tipo” en los que el objetivo es que dejemos nuestros datos bancarios o de la tarjeta de crédito o débito para poder “soplarnos” toda la pasta. Un tema para no jugar, desde luego. Sin dar más detalles sobre cada tema/peligro, ya que no es el objetivo de éste artículo, también podemos incluir dentro de los peligros de internet la suplantación de identidad, con fines “normalmente” no muy buenos, que suelen sucederse día si y día también con correos electrónicos, por ejemplo,  de “una guapa rusa” que te quiere conocer y se llama “Katryna”. Y está rebuena además, te adjunta una foto y quiere seguir hablando contigo, hasta que envíes tú dinero a un pueblo de a saber donde, muy posiblemente quizás no salga ni de tu misma ciudad, y te quedes esperando a Katryna en la estación de tren tras haber desenvolsado una buena pasta. O qiuzás también habrán recibido un mail que les explica que les ha tocado la lotería de Australia (Saludos australianos!, que solo es un ejmplo ;-), o de un jeque que quiere dejar su pasta aaaaaa….¡¡¡a tí!!! que suerte!!!…y similares. Pero no hagamos broma, aunque algunos puedan esbozarnos una amplia sonrisa ya que ¡¡¡los pillamos!!!; ¡¡¡Yo no caigo!!!….ummm, pies de plomo…

Bien, hay más, como no los timos de los emails “hazte rico dando un 1€”; título más que generalista que le doy a los habituales por internet, que no descontemos se incluyan en redes sociales, foros o…..¿Páginas web?

Y ahí quiero llegar, es normal que por lo general no caigamos, pese a que cada vez se agudice más el ingenio en los timos pero el miedo, vamos a dejarlo en precaución, haga que nos distanciemos incluso de páginas web, de informaciones, ¡¡¡de anuncios incluso!!! en los que poner un par de datos nos traiga mucho mal rollo. No somos todos, obviamente, pero este tema representa un gran lastre para muchas empresas, para muchos  anunciantes y servicios y Departamentos varios de de atención al cliente, comercial, etc.. de muchas empresas que basan sus esfuerzos en plataformas de internet y en su uso; y deben de asumir y padecer, estos hechos ya que los usuarios son precavidos, miedosos, escépticos, dudosos…que sumado a los perecesos y los “sin posibilidades” hacen que el mercado y los beneficios se reduzcan y mucho. A su vez, también es un agravio a las posibilidades de satisfacción del usuario respecto al medio. Al usi internet me refiero.

Vamos a dejarlo ahí, simplemente en el hecho, sin buscar soluciones más o menos drásticas, más o menos buenas, correcta o incorrectas  a los peligros de internet, ya que posiblemente no sea nuestro trabajo encontrarlas; aun que  si veo muy bien colaborar en algo que nos interesa a  todos encontrar soluciones…. ¿Efectivas? Si pudiera explicárselas con la seguridad que debieran conllevar; créanme que lo haría. Pero si, efectivamente internet tiene peligros, es bueno conocerlos, saber diferenciar entre lo peligroso y lo fiable; aunque si es cierto que nos podemos llevar un buen chasco con lo que solo una recomendación; no se fíen de los mails dudosos y de “sus bancos” (solo utilicen a este respecto direcciones que empiecen con https://), no se dejen enamorar por mails de un amor salido de la nada, vigilen sus relaciones y los datos que ponen, ustedes y sus hijos en las redes sociales y denuncien a las autoridades las situaciones que vean como ilícitas; y de esta forma podremos acercarnos a disponer de un internet seguro; que sería fantástico para muchas empresas y anunciantes. Obviamente también para cualquier usuario a internet. 
Abran bien los ojos, que sabrán “diferenciar el camino” y poder disfrutar de internet.

Grupos de Marketing

Comparte

Write a Comment

view all comments