Lovesexing habla sin tabús del autoerotismo

 

El boom en ventas de los succionadores de clítoris como el Satisfyer Pro 2 ha dejado a su paso una gran reflexión sobre la masturbación femenina y los prejuicios sobre el autoerotismo. Por fin hoy, estamos acabando poco a poco con el gran tabú de que sí, las mujeres también se masturban. En Lovesexing lo tienen muy claro, y quieren aprovechar esta puerta abierta a la naturalización de la masturbación femenina para darle la importancia que se merece al cuidado y al descubrimiento del placer en nuestro cuerpo.

Las mujeres también se masturban

El autoerotismo no es sólo la masturbación física para llegar al orgasmo, es el conocimiento gradual de nuestro cuerpo para conseguir beneficios como el placer, la liberación del estrés, el control del sueño, el autoconocimiento, el control corporal, la disminución del riesgo en infecciones, etc. Mientras que la masturbación hace referencia a la estimulación física hasta llegar al orgasmo, el autoerotismo es un término más amplio que hace referencia a cuidar nuestro cuerpo, saber darle placer y recoger los frutos de este trabajo. Poco a poco, vamos dejando atrás ideas sobre que tocarse es malo, que la masturbación “no es de señoritas” y que la penetración es la única manera de poder llegar al orgasmo. Tras las exitosas ventas del Satisfyer Pro 2, en las tiendas Lovesexing de Sabadell y Barcelona siguen hoy entrando clientas todos los días, de diferentes perfiles, preocupadas por su salud sexual. Quieren conocer su cuerpo, mimarlo y mejorar su sexualidad. Lo importante ya no es sólo tener un orgasmo, lo importante es descubrirse a una misma, centrar la mirada en el propio cuerpo, sentirse excitada por la autocontemplación y no por la contemplación o interacción con el otro.

 

Si la vida se aprende jugando, entonces, ¡juguemos!

Vibradores, succionadores, lubricantes, balas son algunos de los juguetes más populares dirigidos al descubrimiento sexual y a la intensificación del placer. Cuántas veces habremos escuchado… ¿un juguete erótico? Que va, no lo necesito. Rompamos con estas ideas del pasado y aprendamos a descubrirnos y a escuchar a nuestro cuerpo. Los juguetes sexuales nos proporcionan un montón de beneficios como el descubrimiento de nuestras zonas más sensibles, cómo estimularlas y cómo llegar más fácilmente y más intensamente al orgasmo. Además, nos permiten innovar en nuestra vida sexual y mantenerla activa. Son, en definitiva, una mejora en nuestras relaciones íntimas y en el autodescubrimiento.

Comparte

Write a Comment

view all comments