Marketing de Contenidos. Generar conversión creando contenido de calidad

Durante los últimos años han llegado nuevos conceptos y formas de acercarse al mercado. Son herramientas que los profesionales de Marketing utilizan para incrementar la notoriedad y confianza de las marcas en los consumidores posicionándose como expertos en la materia.

Autor: Susana Diez de Vega. Socio fundador Tu departamento de Marketing. www.tdmk.es

Más artículos de Susana Diez de Vega.

Estas herramientas deberían ser integradas como parte de la estrategia de cualquier compañía, y por tanto, como parte del Plan de Marketing y Comunicación.

Una de estas herramientas es el Marketing de Contenidos.

¿Qué es el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos es el hecho de generar contenidos que aporten valor al usuario que los recibe (por su calidad y utilidad), posicionando a la empresa que los emite como referente o experta en el mercado en el que opera y facilitando el acercamiento de los usuarios a la marca, lo que con la estrategia adecuada, tiende a la consecución para la empresa de los objetivos marcados. Fundamentalmente se busca “generar atracción” de los clientes hacia la marca pero sin una intención de venta directa, sino como resultado de la relación usuario-marca.

El marketing de contenidos se entiende como parte de la estrategia online de la empresa o marca, es decir, incluido dentro del Plan de Marketing online.

Es muy fácil caer en errores a la hora de planificar los contenidos y la información que generaremos como empresa. Lo más importante es tener claro a quién queremos llegar, y por tanto analizar aquello que le interesa a nuestro público objetivo, debemos por tanto dedicar el tiempo necesario a entender el mercado al que nos dirigimos, analizando a los consumidores, sus hábitos de compra y consumo, intereses, forma de actuar y fundamentalmente los contenidos generados por las marcas competidoras.

TE PUEDE INTERESAR  Hackeando al arte desde la web, el Fenómeno Lalulula

No nos olvidemos que nuestros potenciales receptores (lo consumidores de nuestro producto o servicio), son cada vez más expertos en la búsqueda de información (sobre todo online), por lo que parte de la estrategia debe estar orientada a facilitar que nos encuentren, ya sea a través de aquellos términos concretos que nos ayudaran a posicionar nuestra información, como a través de los lugares concretos en los que nuestro target buscaría.

El tipo de contenido que proporcionemos, debe estar adecuado a satisfacer las necesidades de aquellos a los que lo dirigimos. Es muy fácil caer en la tentación de orientar la información a contar lo “estupendos que somos y lo bien que hacemos las cosas”, y eso está bien si lo que vendemos es nuestra marca personal, pero cuando lo que queremos es vender nuestros productos o servicios, lo que nos interesa es integrarlos en la información que lancemos al mercado de una manera coherente y no intrusiva, de manera que el propio producto o servicio sea la solución al tema que se está tratando, y siempre en aquellos foros que lo perciban como un beneficio.

Si tuviésemos que desglosar los pasos para establecer estrategia de contenidos, podrían ser los siguientes cinco :

1.- Definir los objetivos que queremos conseguir y como parte de que todo, siempre integrados en una estrategia global y teniendo en cuenta las últimas tendencias de mercado.

2.- Segmentar el público objetivo adecuadamente como consecuencia de una investigación real de intereses por lo que conseguiremos diferenciar por tipo de contenido y canal.

3.- Definir el mejor canal y medio (soporte) para hacer llegar la información al público objetivo. Si tenemos en cuenta alguna de los últimos estudios realizados como el de Marketing de Contenidos 2013), los artículos especializados son aquellos que tienen un mejor ROI dentro de la estrategia de contenidos.

TE PUEDE INTERESAR  Comentarios negativos en Twitter, ¿amenaza u oportunidad?

[]

4.- Generar el contenido: Crear contenido de alta calidad utilizando aquellas técnicas o recursos que acerquen y faciliten la información a los usuarios (infografías, videos, artículos, posts, etc) y cuyo coste sea el que nos permita optimizar mejor.

5.- Calcular los costes de cada uno de los canales y técnicas elegidas y establecer los objetivos de retorno.

Comparte