Marketing de Guerrilla o ¿Agresión de Guerrilla?

Son las 15 horas de un miércoles. Estoy con la comida en la mesa, es el momento de relax que parte la jornada de trabajo. Me gusta ese momento porque disfruto de la comida relajado y sin leer nada; veo en la tele algún programa que me haga pensar lo mínimo posible. Ya tengo bastante con mi trabajo. Pues no! Me llaman: Hola le llamo de Jazztel. Hola le llamo de Orange. Hola le llamo de Telefónica. He dicho las 15h como puedo decir perfectamente las diez de la noche…

telemarketingEso no es ni acciones comerciales, Marketing, ni siquiera Marketing de Guerrilla eso es molestar y conseguir enemigos de una manera enérgica. Estas empresas se meten en nuestra intimidad a empujones, pegando pisotones y gritando que les compremos sus productos pero lo único que consiguen es arruinar tu almuerzo, o cena, o lo que estés haciendo. Para mí no es una manera de vender, es agresividad, un tipo de acciones comerciales que en nuestro país no funciona para nada. Todo lo contrario, crea animadversión hacia esas marcas, aunque el que las dirija no quiera darse cuenta.

Pero no es esta la peor parte. Lo que he escrito, aunque sea realmente molesto y absurdo desde el punto de vista comercial, no es la última línea roja traspasada por las empresas. Os pongo en situación: son las 14:45. Aún no estoy comiendo, estoy cocinando lo que me voy a comer. Me llaman, esta vez de Canal+, y usan una artimaña que por manida es más que ridícula. Reproduzco la conversación:

Yo-Diga

Canal+-Hola, le llamaba para preguntarle si estaba contento con la instalación de Canal+

Yo-No he instalado Canal+

Canal+-Debe ser un error, entonces me gustaría explicarle todos nuestros precios promocionados en los que incluimos fútbol, películas…

Yo-Mire, mire. Usted sabía que yo no había pedido ninguna instalación, y ahora le hago saber que no quiero ninguna promoción. Si yo la quisiera, les llamaría a ustedes, pero seguro que no lo haría a la hora de comer, molestando a nadie.

Canal+-¿No quiere Canal+ en su casa? ¿Es que es usted una persona muy aburrida? (Aquí monto ya en cólera)

Yo-Mire me molesta que me llame a la hora de comer, pero lo que no le voy a aguantar es que encima me falte el respeto. Le voy a colgar y no vuelvan a llamar nunca más a mi casa. Y por cierto, no pienso contratar su producto nunca jamás!

Entonces le cuelgo pensando que ahí había acabado todo.

Canal+-(Me vuelve a llamar la misma persona) Hola otra vez, es que se ha colgado el teléfono.

Yo– No se ha colgado nada y usted lo sabe, le he colgado yo, y le he dicho que no me vuelvan a llamar nunca más! Esto es acoso. Volví a colgar.

¿Qué hizo el individuo de Canal+? Volver a llamar.

Lo que me parece increíble, eso es acoso al consumidor. Esto no es Spam, es una manera de perseguir a las personas hasta que les contratemos sus patéticos productos. Por supuesto que ni descolgué el teléfono. Pero ya estuve toda la comida dándole a la cabeza y con un cabreo impresionante.

[
]

Desde este suceso estoy bastante preocupado, porque parece que la crisis en vez de hacernos más audaces, nos está envileciendo, al menos a las grandes empresas. Siempre me queda la satisfacción de salir a la calle y ver como la pequeña y mediana empresa, sí se espabila y ha puesto a funcionar a tope su creatividad para ofrecernos productos nuevos, más adaptados a los tiempos actuales y a las necesidades del ciudadano. Y sobre todo, se lo ofrecen de una manera creativa, que les atrae hacia lo que ellos ofrecen de una manera lo más alejada de la violencia de Canal+, simpática, pero nunca agresiva y violenta como las empresas de telefonía, y menos como el acoso violento de Canal+.

¿Habéis sufrido una situación parecida? Contadla!

Comparte

1 Comment

Write a comment
  1. SOCIALetic.com
    marzo 02, 18:01 SOCIALetic.com

    Lo de Jazztel es exagerado

Write a Comment

view all comments