Móviles, ¿merece la pena un seguro?

Cuando compramos un teléfono nuevo, sabemos que hay cosas que se cubren con la garantía y cómo actuar en caso de un defecto de fabricación.

seguro para telefonos movilesTambién lo que hacer si necesitamos un arreglo de algo que no está cubierto o cuando la garantía se acaba. No obstante, al comprar el móvil en la tienda nos ofrecen seguros y es natural pensar en si es interesante o no contratarlo. Siempre está quien piensa que es un gasto inútil, porque al final no cubre nada, y quien enseguida firma por si acaso.

En cualquier caso, es importante fijarse muy bien en cuáles son los puntos positivos y aquellos que no lo son antes de hacerlo.

Qué necesitamos saber antes de asegurar el móvil

A veces es posible que no veamos lo importante y necesario que puede ser tener un seguro, sobre todo porque ya hay demasiados gastos y tenemos que asegurar muchas cosas como la casa o el coche. Estos seguros no son una obligación, aunque nadie suele poner en duda que haga falta tener cubiertos los imprevistos que puedan surgir. Con los móviles pasa lo mismo, sobre todo si nos acabamos de comprar un modelo de alta gama y somos algo torpes. Si se da un golpe y se rompe, seguro que un tenerlo asegurado nos alivia bastante.

Sin embargo, hay que ser cautelosos con los seguros, porque hay coberturas y condiciones específicas según el tipo. Tendemos a pensar que lo cubre todo, pero a la hora de la verdad no suele ser así. Por ello, mucha gente opina que no es necesario. Tampoco hay que irse a ese extremo.

Motivos por los que necesitarás un seguro para tu móvil

El primer motivo por el que puede hacerte falta un seguro es el económico. Si te acabas de comprar el último modelo de iPhone, en caso de que se dé un golpe que rompa la pantalla o te lo roben, reponerlo será muy costoso. Por ello, un seguro iPhone te permite ir con más tranquilidad, sabiendo que no tendrás que volver a hacer un gasto tan grande como el que hiciste al conseguir tu terminal.

Y es que si has pagado por un smartphone 700 euros o más, puede que reparar la pantalla solamente suponga gasta una cuarta parte del valor de este. En especial si quieres seguir teniendo garantía del fabricante. Y si hablamos de robo, todavía es más necesario cubrirlo.

Razones para no tener un seguro

De nuevo el económico es el motivo que puede decantar la balanza hacia el lado contrario en la firma de un seguro. Si tu teléfono es de gama media o lo has conseguido por un buen precio, incrementar las cuotas mensuales pagando un seguro quizás no sea buena idea. Sobre todo si al hacer cuentas ves que pagas más por este que por el móvil completo. En este caso, puede que con lo que no gastes en un año te puedas comprar uno nuevo o hacerlo en caso de que se te rompa.

Además, los seguros no lo cubren todo. Por ejemplo, puede que tengas una cobertura en caso de que el móvil caiga en un líquido, pero no en caso de que sea algo como aceite o un corrosivo. O que se lo lleven para reparar, pero tengas que pagar tú los gastos de transporte, piezas o mano de obra.

Por tanto, decidir si contratas o no un seguro para tu móvil dependerá de muchos aspectos. En cualquier caso, siempre hay que mirar muy bien lo que nos costará y qué cubre en realidad en caso de que lo hagamos.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *