Oportunidad de Negocio en espacios en desuso de franquicias Momo Sports

franquicias de padel momo sportsFranquicias Momo Sports Club ofrece una oportunidad de negocio original y rentable, en el sector deportivo, a los propietarios de solares o naves en desuso

Tras la llegada de la crisis inmobiliaria muchos inversores han tenido que mantener la propiedad de terrenos e inmuebles por los que hoy en día es complicado obtener beneficio o incluso deshacerse de ellos. Tomando como ejemplo el panorama del mercado de la vivienda, el Ministerio de Fomento, en su recién publicada Estadística de Precios de Suelo correspondiente al segundo trimestre de 2012, estima el precio medio actual del metro cuadrado de suelo urbano en 195,5 euros, cuando en 2007 era de casi 290 euros. El de ahora es un valor inferior incluso al del año 2004. Y es que el ritmo de transacciones prácticamente no ha dejado de descender desde 2005, cuando trimestralmente se registraban entre 20.000 y 25.000, mientras que el último dato se fija alrededor de 3.600 operaciones.

La enseña Momo Sports Club, única red de clubes de pádel en franquicia en España, ofrece un concepto de negocio que se adapta a los inversores y les permite rentabilizar solares o naves industriales de, al menos, 1.800 m². Con la posibilidad de adoptar un modelo llave en mano, los responsables de la enseña estudian las características del espacio disponible y las preferencias de los franquiciados para erigir un club deportivo, cuyo principal protagonista es el pádel, con los ingredientes necesarios para conseguir el éxito comercial.

empresa de reparto de publicidad y buzoneo

Este modelo de negocio que ofrece Momo Sports Club se resume en la gestión comercial del espacio deportivo. La finalidad de maximizar los ingresos se logra a través de la aplicación del saber hacer/’know how’ conseguido por la enseña en sus dos centros propios a cada una de las diferentes líneas de negocio. Estas líneas deben confluir en el servicio al cliente, verdadero eje del mismo, y desarrollarse en torno a él y sus necesidades. Así, partiendo de las bases de complejo deportivo de pádel, incluyendo alquiler de pistas, escuela, tienda y cafetería, se crea el sentimiento de club para los socios y su familia. Esto hace evolucionar la oferta de servicios que puede llegar hasta fisioterapia, sauna, ‘summer school’ para niños, torneos, etcétera.

En palabras de Juanma Martínez De Blas, director de expansión de la compañía, “Creemos que el negocio de club de pádel, entendido como eje vertebrador de los socios de Momo, es una oportunidad de inversión o de autoempleo en un entorno económico como el actual, por su sencillez operativa y riesgos bajos, dado el nivel de penetración y aceptación del pádel en nuestro país, y el apoyo de la enseña para la implementación de la idea de club deportivo sustentada en ventajosas relaciones con proveedores, capacidad de soporte en la gestión diaria, informática, ‘marketing’…”.

[
]

Estas afirmaciones se respaldan con el hecho de que el pádel es un deporte de moda en nuestro país: en los últimos 6 años se ha producido una paulatina popularización del pádel; lo que era un deporte sólo practicado por las clases altas se ha ampliado de manera exponencial. Más de 2 millones de personas lo practican habitualmente, y si tenemos en cuenta el incremento registrado en los últimos tres años, se calcula que en los próximos cinco se sobrepasará la cifra de 7 millones de deportistas habituales. Casi 26 millones de personas se encuentran en la franja considerada como susceptible de ‘enganche’ (entre 18 y 55 años), de las cuales más de un 7% han jugado alguna una vez y un 22,5% son considerados ‘target’, están abiertos a probarlo.

Comparte