Palabras Clave de SEO : cuando menos es más

palabras clave

Maximizar oportunidades en la campaña de comunicación mediante Search Engine Optimization y Search Marketing exige una reflexión estratégica de nuestras palabras clave. La cuestión ya no es cuántas palabras clave gestiono sino más bien si estoy colocando mi marca en los espacios en los que mis clientes actuales y potenciales me buscan.

En esta tesitura muchas empresas revisan su estrategia pensando en generar tráfico cualificado hacia su sitio web, y así incrementar las posibilidades de ventas de su producto o servicio. Pero lo hacen en base a estas dos preguntas-¿cuántas palabras clave gestionar?

Y ¿cuántos cientos de variaciones tener en cuenta?- cuando la realidad nos está demostrando que el número de palabras clave que gestionamos ya no importa. Y no importa por dos razones fundamentalmente: Primero, porque los usuarios no son tan inventivos ni impredecibles es decir, si un usuario está buscando comprar un mp3 lo lógico es que haga una búsqueda por “reproductor mp3” o quizás, “reproductores mp3”.

Existe la posibilidad de que se equivoquen y hagan una búsqueda por “rpdroductor mp3” o que busquen una marca en concreto pero lo cierto es que tan sólo el 20% de las búsquedas que se hacen cada mes a través de Google son combinaciones que se utiliza por primera vez. En el caso de las búsquedas con un fin comercial, este porcentaje se reduce significativamente, lo que pone de manifiesto que el número de combinaciones posible es limitado.

La segunda razón es que las estrategias de búsqueda avanzada combinadas con estrategias de pujas automatizadas demuestran que menos es más. Y es que reducir el número de palabras clave no significa disminuir el tráfico generado por la búsqueda de pago, ni mucho menos la publicidad. Tampoco se trata de olvidar el nicho de palabras clave sino de hacer un uso inteligente de la concordancia amplia y la coincidencia exacta de los términos de gran volumen, lo que, en último término, se traduce en un equilibrio entre la búsqueda y la rentabilidad.

Y es que un número limitado de palabras clave permite un mayor enfoque en las cosas esenciales que el hecho de intentar gestionar una lista de palabras clave interminable. En esta tesitura, muchos se preguntarán qué es lo esencial y la respuesta es doble: lo relevante, no basta con introducir palabras de moda en las búsqueda sino realmente palabras que sean relevantes, que es lo que marca la diferencia; y dos, la búsqueda inteligente es decir, en vez de tratar de tratar de llegar a nuestros clientes por atender todas las posibles combinaciones que se utilizan en la búsqueda de nuestros productos y servicios, se trata de poner el foco en entender dónde los usuarios buscan nuestra oferta.

[
]

Por ejemplo, no está de más reflexionar sobre otros motores de búsqueda, porque quizás la mayoría de nuestros clientes están en sitios en los que Google no es la referencia en el mercado de buscadores.

En definitiva, la cuestión ya no es cuántas palabras clave gestiono sino más bien si estoy colocando mi marca en los espacios en los que mis clientes actuales y potenciales me buscan. Es claramente algo más complejo pero sin duda un asunto más estratégico que seguro desatará la creatividad del equipo y redundará en un mayor retorno de la inversión.

Comparte

Write a Comment

view all comments